Querétaro, Qro. El comercio local se mantiene a la expectativa de si a partir de la próxima semana habrá cambios en las restricciones sanitarias por la contingencia de Covid-19, debido a que en estas dos semanas de aplicar el escenario B han tenido un aumento en ventas que les permite cubrir al menos los costos base.

“El escenario C –que se mantuvo del 21 de diciembre del 2020 al 14 de febrero de este año– fue catastrófico para la actividad comercial, debido a que se restringió a las 17:00 horas el cierre del comercio en general,” expuso el presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) de la delegación Querétaro, Fabián Camacho Arredondo.

Mientras tanto el escenario B, que entró en vigor del 15 al 28 de febrero, ha representado un respiro para los comerciantes, permitiéndoles cumplir con los compromisos básicos de pago de renta y nómina.  

Aunque el sector confía en que la entidad se mantenga en el escenario B para las próximas dos semanas –después del 28 de febrero– hay incertidumbre del próximo panorama, ya que –dijo– la cámara de comercio reconoce que se ha mantenido un alto número de contagios.

“Nuestra expectativa es que se mantenga así; sin embargo, distinguimos muy bien que dependerá mucho del esfuerzo que se haga en estos próximos días, reconocemos y sabemos de antemano, con datos de la autoridad, que ha venido dándose un incremento de contagiados en los últimos días”, apuntó.

Por tanto, instó tanto al sector comercio como a la población a seguir aplicando los protocolos y actuar con apego a las restricciones sanitarias, con el objetivo de reducir el riesgo de contagio, de lo contrario el estado podría regresar a medidas más restrictivas.

“Es por ello que desde la cámara de comercio hacemos un llamado fuerte para que los comerciantes mantengan el compromiso para acatar los protocolos de sanidad, el esquema de horarios; y también a los clientes, los consumidores, a asumir una plena responsabilidad en el ejercicio de su consumo y de su interacción social”, declaró Fabián Camacho.

Continuar en el escenario B –agregó– es fundamental para incentivar la reactivación de la economía local que, si bien hasta el momento no ha significado una recuperación total, sí ha implicado una mejora en los ingresos de los negocios.  

“Mantenernos en el escenario B es importantísimo, cuando menos para la reactivación económica; depende de comercios y de la ciudadanía, es por eso que hacemos un llamado también a que este fin de semana que está por iniciar se pueda mantener un ejercicio de plena responsabilidad para que las semanas que están por venir podamos mantenernos en el escenario B, que ha sido de verdad un tanque de oxígeno y una posibilidad de dinamizar las ventas que se venían teniendo”, refirió el empresario.

Durante el escenario actual las ventas promedio han incrementado más de 50%; tan sólo el pasado fin de semana el repunte fluctuó entre 60 y 65% en promedio.

Empleos

La recuperación que experimentan los comercios tampoco ha sido suficiente para propiciar la creación de más empleos.

“No tenemos registrado que se hayan recuperado empleos o nuevas fuentes de empleo, sino que ha ayudado a mantener las que ya estaba comprometidas y no generar un escenario de desempleo por el tema del escenario C, que venía siendo catastrófico para el comercio. En semana y media es difícil generar una reactivación económica para producir fuentes de empleo, pero sí es valioso reconocer que este incremento en ventas ha sido funcional para cubrir costo y mantener los empleos comprometidos”, comentó.

 El escenario B está vigente al menos hasta el 28 de febrero, previendo que esta semana el Comité Técnico de Salud sesione para evaluar los indicadores epidemiológicos y determinar si el estado se mantiene en este panorama o si hay algún cambio en las restricciones.

Sin embargo, el índice de modulación que emite la Secretaría de Salud del estado expone que podría haber una intensificación de las variables epidemiológicas.

“No hay fluctuaciones representativas en las cifras de hoy (miércoles). El fenómeno se encuentra peligrosamente estancado, acumulando energía, a la espera de un nuevo ciclo de intensificación en el que habremos de ver el comportamiento de nuevas variantes”, se lee en el índice.

El 24 de febrero el estado sumó 278 nuevos casos positivos, un acumulado de 53,750; también 35 personas fallecieron a causa de la enfermedad, acumulando 3,645 defunciones. Y reporta una tasa de letalidad de 6.78%, de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Salud del estado.  

estados@eleconomista.mx