Tijuana, BC. La Cámara de Comercio de San Ysidro proyecta que con la apertura de la garita peatonal Ped East se triplicará el flujo de cruces entre Tijuana y San Ysidro, lo que ayudará a reactivar a los negocios que se encuentran en las inmediaciones de la ciudad situada en California, a un costado del municipio fronterizo.

La puesta en marcha será a partir del próximo 15 de agosto, del que es el tradicional camino para cruzar de México hacia Estados Unidos, pero que dejó de operar mientras el gobierno anglosajón modernizó la infraestructura.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro, Jason Wells, detalló que en los últimos 50 años sólo han operado 12 carriles, pero ahora se contará con 22 del Ped East, más 14 carriles en Ped West —que es la otra garita peatonal que funcionó mientras concluía la construcción de ésta—.

Una vez abierto el Ped East, afirmó que no habrá razón para que se registren largas filas, a menos que las autoridades del Custom and Border Protection o algún otro motivo aislado pudieran provocarlo, pero con la rapidez en el cruce estiman que más gente vaya de México hacia Estados Unidos.

Actualmente, alrededor de 22,000 personas cruzan la garita de San Ysidro hacia Tijuana, mientras que en la garita de Otay entre 8,000 y 10,000 peatones.

“Con 95% de nuestros clientes provenientes de México, básicamente también competimos con los comercios mexicanos, entonces cada opción que podemos dar a los visitantes fronterizos es una ventaja que nos permite ser competitivos”, indicó Wells.

Las largas filas, pero sobre todo el tiempo que la gente debe esperar para ingresar de Tijuana a Estados Unidos, han sido de los principales inhibidores del turismo que, según un estudio realizado por San Diego Association of Governments, cuesta a ambos países 7,200 millones de dólares.

Agilizar flujo

Wells refirió que la intención de abrir más carriles es por la necesidad de agilizar el flujo que actualmente llega a 50,000 cruces en vehículo diariamente y 25 a pie, sólo por ese puerto de entrada, que con la apertura de más espacios para cruzar proyectan crezca hasta 10% del promedio actual.

“La gente que dejó de cruzar es la misma gente que volverá a hacerlo, es cierto que algunos no lo hacen por falta de dinero, pero hay otros que pueden y prefieren no tener que pasar hasta cuatro horas sólo para cruzar a Estados Unidos”, advirtió.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro agregó que hasta el 2008 el número de cruces alcanzaba 59,000, y desde ese tiempo no se ha podido llegar a esa cifra, porque deben mejorar la infraestructura de las garitas.