Monterrey, NL. Los estados líderes en colocación de vivienda, venden en el rango de media y económica, que la nueva y residencial, de acuerdo con el reporte de Monitor Inmobiliario de Realty World México

El estado de Nuevo León ocupó el primer lugar en la comercialización de vivienda media con 2,530 casas-habitacionales, en el primer trimestre del 2019, lo que representó un alza de 18.8%, respecto al mismo periodo del 2018, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi)

El segundo puesto lo dominó el estado de Jalisco, con ventas de 2,119 viviendas, que representa un avance de 0.7% para el periodo enero-marzo del presente año, y el tercer sitio fue para el Estado de México, con un repunte de 6.7% es decir 1,908 casas vendidas para el mismo periodo de referencia.  

Jorge Paredes Guerra, presidente de Realty World México, comentó que Nuevo León fue de las entidades federativas con mayor variación porcentual positiva, debido a que en el segmento de vivienda media se sigue invirtiendo. 

El segmento de vivienda media tiene un valor entre 940,000 pesos y 2.014 millones de pesos. 

Respecto la colocación de vivienda económica, Nuevo León tuvo un alza de 40.8%, mientras que Jalisco aumentó 28.2% y el Estado de México incrementó 18.2% en el primer trimestre del año comparado con igual periodo del año anterior. 

En el lapso de enero-marzo del 2019, las ventas de unidades económicas es decir casas-habitacionales con valor de hasta 316,964 pesos recobraron terreno, de acuerdo a datos de Conavi. 

Sin embargo, “la vivienda nueva ha caído desde el 2015 en residencial y residencial plus debido a la incertidumbre provocada por las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump”, aseguró Jorge Paredes. 

“En materia inmobiliaria seguimos viendo contracciones en la compra-venta: según cifras de la Conavi, la vivienda nueva cayó 17.2% durante el primer trimestre del año, y en ese mismo periodo, la vivienda usada disminuyó 10.6% en todo el país, indicó Javier Tapia, director Ejecutivo de Previsión Social. 

Consideró que ante este escenario, el asesor Inmobiliario deberá ofrecer alternativas en materia de créditos o arrendamiento al cliente que tiene temor de invertir. Por ejemplo, si un cliente quiere invertir determinada cantidad, pero ahora se frena por temor, se le puede ofrecer un inmueble que pueda rentar de inmediato, en una zona de alta demanda. 

Si prefiere un crédito, indicó que con el Cofinavit, el cliente puede utilizar el saldo de la subcuenta de vivienda como enganche y para cubrir gastos de escrituración. No obstante, si el inmueble es de alta demanda, la letra de la hipoteca será incluso menor que la renta mensual a cobrar.

[email protected]