Colón, ubicado en la zona de semidesierto, se ha convertido en uno de los principales polos en atracción de inversiones en el estado; sin embargo, la administración municipal plantea encauzar los desarrollos empresariales hacia los parques de industrial.

El presidente municipal de Colón, Alejandro Ochoa Valencia, expuso que tan sólo este año se desarrollaron cerca de tres nuevos complejos industriales, para abastecer la demanda de suelo que generen los proyectos de inversión.

Los (proyectos los) vamos encauzando a los parques, ya no podemos seguir perdiendo tierra agrícola productiva, sí se recibe (la inversión), pero en parques industriales , manifestó el presidente municipal.

En este sentido, la demarcación plantea contar con reservas de tierra, para privilegiar que haya equilibrio entre el suelo de uso industrial y el de uso agrícola.

Si queremos tener reservas, uno de los criterios más importantes es mantener las áreas protegidas, áreas que en su momento nos ayuden a garantizar un equilibrio natural, éstas no se van a tocar y tampoco las de desarrollo agrícola de riego, yo creo que no podemos ir quitando tierra , declaró.

En tanto, se potenciará el uso de tierras de ocio, que actualmente no son productivas, privilegiando en dichas áreas que se generen reservas y, de forma paralela, concentrar las zonas industriales, para evitar que se creen lunares de suelo industrial.

Frente a este panorama se observa una alta especulación en el costo de la tierra, fenómeno con el que se encuentran las firmas inmobiliarias que han mostrado interés por establecerse en Colón y, principalmente, ante las intenciones de inversión que se han generado por la apertura de la Universidad de Arkansas.

Compradores

Nos están llegando muchas inmobiliarias, mucha gente interesada en adquirir tierras cerca de la universidad y eso lo tenemos que controlar, por eso se presentó el Plan parcial de Desarrollo de Galeras , sostuvo el edil.

Por medio del Programa Parcial de Desarrollo Urbano de Galeras se trazó una superficie de 14,116 hectáreas específicamente para zona industrial.

Además, como parte de este programa, sobre la Carretera Estatal 100 se delineó detonar un corredor industrial y de servicio.

Con éste, según el proyecto, se abastecerá las demandas de tierra que los inversionistas a su llegada generen.

viviana.estrella@eleconomista.mx