Puebla, Pue. El gobierno estatal tiene el reto de impulsar sectores estratégicos como el textil y alimentos mediante clústeres, pero con una visión regional con Tlaxcala, así como se logró con el automotriz, comentó el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Juan Espinosa Vargas.

Explicó que hay empresas, pero falta la capacidad de organización e involucramiento con universidades y gobiernos, al puntualizar que la industria textil tendría que ser la siguiente en ser clusterizada.

Recordó que ese sector se ha diversificado al grado de que alrededor de 15 empresas forman parte de la proveeduría del sector automotriz, lo cual es una muestra del potencial que tienen en el estado y que puede alcanzar un mayor nivel.

“Es un tema de organización y es la parte en que intervienen primero las empresas para convencerse entre ellos sobre los beneficios de trabajar bajo ese esquema, que ayude en acceder a programas de financiamiento gubernamental para impulsar proyectos tecnológicos y de innovación que eleven la productividad”, expuso.

Puntualizó que esa industria se mantiene como la segunda generadora de empleos en el estado, con 65,000, por ello la importancia de que las autoridades platiquen con los empresarios para tener algo en forma.

Sobre la industria de alimentos, comentó que hay alrededor de 100 en el estado, pero 30 son las que se encuentran organizadas como sector, las cuales generan 3,500 empleos; así, se podría impulsar un clúster más a corto plazo, porque también en Tlaxcala se tiene una representación de la Cámara Nacional de Industria de Transformación.

“Si tomamos como referencia lo que han realizado otros estados con sus sectores productivos al clusterizarlos, vemos que no sólo elevan su productividad y competitividad al innovar, sino que atraen más inversiones, lo que se traduce en más empleos con mejores salarios”, señaló.

Espinosa Vargas insistió en que Puebla no se puede quedar atrás en clústeres, por lo que representan sus industrias a nivel nacional, ya que hay entidades que tienen hasta ocho, los cuales están dando resultados a corto plazo y están trabajando en proyectos.

Mercados potenciales

También, Singapur y China son dos países en que alimentos poblanos con valor agregado pueden ser ofrecidos como tipo gourmet y lograr una aceptación de esos mercados a corto plazo, es decir, en un año, pero las empresas deben fortalecer sus marcas porque al menos en 30 detectadas existe capacidad exportadora.

Felipe Alave Granadillo, presidente del sector de Consultoría y Servicios para la Industria, afiliado a la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, explicó que con 10 firmas han tenido acercamientos para asesorarlas, ya que tienen interés de exportar a Asia por la apertura que tiene ese continente a los productos mexicanos.

Hay una planeación de capacitarlas y diseñarles una oferta, pero a la vez necesitan mejorar en la presentación de los productos, porque venden bien y en otros estados, pero no con la formalidad debida para poder exportar, ya que se debe trabajar en la certificación, uno de los requisitos básicos para incursionar en otro país.

Especificó que han detectado alimentos procesados, vinos, café y licores de la Sierra Norte que ofrecen un valor agregado, esto derivado de que en usan maquinaria moderna para la producción y hasta en los cultivos.

[email protected]