Tijuana.- La Secretaría de Salud de Baja California, a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), determinó un cierre precautorio de las playas en Tijuana y Rosarito, al volverse riesgosas debido a las lluvias.

El titular de Coepris, Leopoldo Jiménez Sánchez, comentó que este cierre se mantendrá hasta en tanto no cesen las lluvias, debido a que la calidad sanitaria de las playas se ve impactada por el arrastre de contaminantes.

Señaló que los criterios para considerar una playa riesgosa se basan en la cantidad de enterococos NMP/100 mil de agua de playas.

Estos criterios están determinados de la siguiente manera: 0-200 Apta para uso recreativo; mayor a 200, no apta para uso recreativo. Los enterococos se utilizan como indicador, ya que son los causantes de producir enfermedades gastrointestinales.

Mencionó que otro de los criterios para considerar una playa riesgosa es el conocimiento de una fuente puntual de contaminación en la playa.

También por algún incidente, como pudiera ser la presencia de lluvias en la región, que impacte en la calidad del agua, hasta no confirmarse por resultados de un muestreo.

Cuando se tienen lluvias, dijo, es recomendable que la población no acuda a bañarse a las playas, ya que éstas reciben una carga considerable de contaminación por el arrastre del agua a las playas.

nlb