Puebla, Pue. Por la cancelación de al menos 30 congresos y convenciones nacionales, programados entre marzo y abril, los cuales representarían 20,000 asistentes, el sector hotelero reportó que esto trajo como consecuencia que 40 establecimientos decidieran cerrar durante la contingencia por el coronavirus.

Gustavo Ponce de León Tobón, director de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, indicó que el turismo de convenciones aporta 40% de la derrama económica a los 329 socios, por lo cual era importante, pero la situación con esta enfermedad no permite hacer los eventos.

Comentó que se mandaron a descansar a 1,000 trabajadores durante el presente mes, con 50% de salario, “pero es una necesidad aplicarlo para evitar personal contagiado”.

Asimismo agregó que los trabajadores estuvieron de acuerdo en la medida, ya que tienen un contacto directo con turistas y durante estos dos meses es cuando reciben más, tanto nacionales como extranjeros.

Mencionó que con un mes de anticipación a los eventos, los cuales duran tres días, tenían apartadas habitaciones, las cuales desde que se han ido incrementando los casos de Covid-19 en Puebla y previo al  anticipo de las vacaciones de Semana Santa, fueron canceladas por los organizadores.

León Tobón indicó que el turismo de negocios ha venido ganando importancia entre los prestadores de servicios, ya que es todo el año y ocupa habitaciones entre semana, cuando el vacacionistas tradicional lo hace en fin de semana.

A su vez añadió que Puebla por su ubicación geográfica, ha venido ganando importancia para ser elegida por organizadores de magnos eventos o por cámaras para hacer sus exposiciones, congresos y convenciones, esto por encima de la Ciudad de México.

Extendió que el sur-sureste del país ha sido el mercado del sector hotelero poblano, al menos en los últimos seis años que vieron  incrementar los eventos de turismo de convenciones de carácter nacional.

Ponce de León explicó que si a esto se suma que las familias dejaron de viajar, llevó a los dueños de los establecimientos a cerrar este mes de abril y esperar a que la contingencia pase rápido.

“No hay mucho que hacer, la economía para nosotros depende 100% del turismo y si no llegan, pues no tiene caso funcionar, aunque haya varios que sigan abiertos, a lo cual no vemos sentido, porque tampoco están rentando salas de reunión que tienen algunos”, abundó.