Puebla, Pue. Debido a que los comercios del Centro Histórico no han podido encontrar un equilibrio en las ventas tras la reapertura del 7 de agosto, después de cinco meses de paros, al menos 15% de los 10,000 negocios que se encuentran en la zona, han bajado la cortina de julio a lo que va de septiembre, asimismo, se prevé llegar al 20% en los próximos meses.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, expuso que los negocios entraron a una etapa de sobrevivencia, en la que saldrá adelante el que venda para sacar sus gastos operativos o aquel que tenga capital para resistir la contracción del mercado.

Indicó que el cierre de establecimientos trae consigo pérdidas de empleos, que en el caso de las microempresas quebradas generaban de cinco a 10 puestos, lo cual es preocupante, porque tampoco hay opciones de vacantes, ya que quienes siguen en pie sólo cuidan al personal que tienen.

También dijo que el panorama no ha cambiado con la reapertura, y estaban conscientes de ello, pero estar cerrados por más tiempo era sucumbir a la crisis económica generada por la pandemia de Covid-19.

Prósperi Calderón admitió que ven más movilidad desde el fin de semana pasado, pero las personas sólo salen a pasear y no a comprar, “entendemos que están cuidando su gasto y el salir a la calle es más por distraerse tras el encierro de cuatro meses”.

Comentó que algunos negocios están empezando a tener ofertas previas a la campaña del Buen Fin, que será hasta noviembre; sin embargo, la gente aún no quiere comprar o está esperando a que haya mejores promociones para esa venta especial, la cual durará más de una semana y no cuatro días como se acostumbraba.

Buscan préstamos 

El dirigente expuso que todos los negocios están en riesgo de cerrar, pero cada uno de los socios de la Canaco está buscando la manera de enfrentar la situación con préstamos, no con bancos, sino recurriendo a conocidos, porque les han cerrado las puertas para acceder a los créditos.

Por otro lado, dijo que las obras del Centro Histórico que planea el ayuntamiento de Puebla representan una amenaza a la condición actual del comercio en la zona, las cuales desconocen cómo se harán, asimismo, puntualizó que no fueron tomados en cuenta para opinar en el proyecto, el cual les afectará directamente.

El dirigente de la Canaco puntualizó que está pendiente conocer el proyecto ejecutivo, el cual se supone sería presentado por el municipio en este mes de septiembre, pero no ha sucedido.

No obstante, dijo que cualquier intervención de calles en el centro significa menor movilidad de vehículos y eso les preocupa, porque será así por varios meses, lo cual no es conveniente para agilizar la reactivación económica.

estados@eleconomista.mx