La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) del Estado de México informó que debido a que comenzó el proceso de transición al color naranja del semáforo epidemiológico, estiman que a partir de ayer 6 de julio, regresen 56,000 restaurantes; sin embargo, antes de la pandemia la entidad contaba con 70,000 unidades, con ello se estarían cerrando de manera permanente 14,000.

En conferencia virtual, el presidente estatal de Canirac, Mauricio Massud Martínez, detalló que con el cierre definitivo de estas unidades se estarían perdiendo cerca de 60,000 empleos directos; el sector contaba con 340,000 puestos laborales.

“El día viernes anunció nuestro gobernador, Alfredo Del Mazo Maza, las actividades que se van a sumar a operar en semáforo rojo. Entre ellas destacan los restaurantes con las limitantes de 30 y 40 % en espacios abiertos. Esto marca un precedente, es algo que estuvimos solicitando, que la apertura tendría que ser de la mejor manera pensada para que no haya marcha atrás”, señaló.

Massud Martínez confía que se puedan a realizar contrataciones y aperturas de negocios ya en la etapa color verde del semáforo; en ese sentido, hizo un llamado a la población y a los empresarios a tener cuidado y a seguir los lineamientos sanitarios para así evitar una nueva parálisis de las actividades económicas y más contagios por el nuevo coronavirus.

[email protected]