El gobernador de Javier Corral Jurado, presentó la estrategia para el reinicio de las actividades económicas, educativas y sociales del estado de Chihuahua que se desarrollará con base en las proyecciones e indicadores de los casos de Covid-19; será en tres etapas y en cada una de ellas se deberán seguir los protocolos que dictará la Secretaria de Salud estatal.

En la emisión del programa Chihuahua Adelante, el titular del Ejecutivo enfatizó el gobierno estatal irá determinando las diferentes etapas y los protocolos que se deberán implementar en cada una de las tres etapas y la Secretaria de Salud local será la responsable de dictar los tiempos para la implementación de cada una de estas etapas.

Previamente, explicó algunos de los insumos que se utilizarán para la aplicación del Semáforo para el reinicio de las actividades económicas, educativas y sociales, los cuales son: casos confirmados, sospechosos, capacidad hospitalaria, camas ocupadas en cuidados intensivos, defunciones por cada 10,000 habitantes, densidad poblacional, condiciones de la curva epidémica y proyecciones de la curva de contagio, niveles de transmisión comunitaria, características poblacionales específicas como edad y comorbilidades, interconexión de municipios y condición fronteriza.

En cuanto a las etapas, las empresas deberán entregar por escrito a la Secretaría, la descripción del cumplimiento de los protocolos establecidos para poder iniciar y mantener la operación de sus actividades.

Enfatizó que en cualquier momento, la Secretaría de Salud estatal podrá determinar si es necesario regresar a etapas anteriores o a la necesidad de regresar a dictar medidas restrictivas de movilidad.

Estableció además que los protocolos para toda la ciudadanía, seguirán siendo: lavarse las manos frecuentemente con agua y con jabón, cubrirse la nariz y la boca con el ángulo interno del brazo al toser o estornudar, no tocarse nariz, boca y ojos con las manos, no saludar de beso, mano o abrazo, uso de cubrebocas y mantener la higiene adecuada en albergues, oficinas, centros de reunión, etcétera, y ventilarlos y permitir la entrada del sol.

Mientras que para todas las empresas, los protocolos son: realizar pruebas rápidas a sus empleados para diagnosticar si tienen o no la enfermedad; contar con equipo de protección personal necesario para sus empleados; en caso de un brote de infección, seguir los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud estatal; tener disponible para empleados, clientes y visitantes, instalaciones sanitarias limpias, con agua, jabón y gel antibacterial.

El mandatario afirmó que las empresas también deben instalar la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene. Esta Comisión será la responsable de asegurar el cumplimiento de los protocolos establecidos en las diferentes etapas, así como de los procesos de notificación y seguimiento de los casos de trabajadores sospechosos o confirmados, así como el rastreo interno de la línea de contactos.

En la etapa de contingencia, la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene, quedará bajo supervisión de los Comités Directivos de Gestión de Contingencia que tendrá que crear cada empresa.

Otro de los lineamientos es establecer filtros sanitarios de entrada y salida de trabajadores y directivos, con oxímetros y/o termómetros.

El gobernador informó que este 18 de mayo inicia la etapa de preparación para la reapertura, las empresas deben adecuarse a nuevos protocolos y las mineras que ya entregaron (protocolos) a la Secretaría de Salud estatal, dada su ubicación geográfica, logística de su actividad, podrán iniciar antes del 1 de junio.

El 31 de mayo y 1 de junio es la fecha probable para que la Secretaría de Salud estatal determine cuáles sectores pueden abrir, en qué regiones del estado y en qué proporción, así como la posible apertura de lugares públicos y privados, de espacio abierto y cerrado, centros comerciales, cines, museos, gimnasios y otros.

El titular del Ejecutivo expuso que el plan de regreso consta de tres etapas: del 1 de junio en adelante, las personas en vulnerabilidad deberán seguir en aislamiento; establecer transporte especial para los empleados en plantas o establecimientos de trabajo de más de 500 empleados por turno.

Las empresas deberán aplicar en plantas o establecimientos de trabajo de más de 250 empleados por turno, el protocolo establecido para la realización de pruebas serológicas basadas en muestra de sangre que detecte anticuerpos u otra que este avalada por el InDRE.

Distribuir los horarios de trabajo de tal manera que se pueda conservar la sana distancia.

Para seleccionar el regreso a actividades de sus empleados en las diferentes etapas, deberán considerar el grado de vulnerabilidad de empleados en base a una clasificación establecida.

Prohibir el uso de áreas comunes, excepto el área de comedor, donde deberán conservar la sana distancia.

No celebrar reuniones en lugares cerrados de más de 10 personas, promover que la gente pueda laborar desde su casa, videoconferencias y realizar sólo viajes esenciales.

En cuanto a la Etapa 2, el gobernador Javier Corral detalló que es igual a la Etapa 1 y otro ordenamiento es no celebrar reuniones de más de 50 personas en lugares cerrados.

La fecha en que se pase a la Etapa 2, será determinada por la Secretaría de Salud estatal, aunque también, en caso necesario, podrá determinar regresar a la Etapa 1, o a medidas de aislamiento y/o restricción de movilidad.

Al decretar la Etapa 2, la Secretaría establecerá incrementos en proporción de los sectores en operaciones y la integración de nuevos sectores económicos y sociales.

Javier Corral afirmó que la fecha en que la entidad o algunas ciudades pasarán a la Etapa 3, será determinada por la Secretaría de Salud estatal, aunque en caso necesario, podrá determinar regresar a la Etapa 2 o 1, a medidas de aislamiento y/o restricción de movilidad.

Una vez que Salud decrete la Etapa 3, los sectores económicos y sociales podrán regresar a sus operaciones al 100 por ciento.

La citada dependencia podrá determinar excepciones en actividades que aún no podrán regresar a su actividad al 100% y las personas en vulnerabilidad pueden reintegrarse a sus actividades.

Será hasta esta etapa cuando los planteles escolares podrán abrir de nuevo sus instalaciones y operaciones.

[email protected]