Querétaro, Qro. Frente a la emergencia sanitaria por el Covid-19, el sector comercio del estado vislumbra un complejo escenario, derivado del cierre de establecimientos para acatar el decreto federal de parar las actividades no esenciales hasta el 30 de abril del año en curso.

Esta disposición implicará el cierre de entre 80 y 90% de los comercios del estado, así como de 60 plazas comerciales, informó el presidente en Querétaro de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Carlos Habacuc Ruiz Uvalle, quien añadió que esta medida impactará en que paren entre 200,000 y 250,000 empleos; sin embargo, algunos de ellos trabajarán desde casa o se encontrarán en aislamiento.

“La idea del gobierno federal y del estado, más que todo el federal, es enfocarnos en el tema de salud principalmente para que no caigamos primero en un colapso de salud y tiene que ser a través del distanciamiento social”, expuso.

Las plazas comerciales también cerrarán sus puertas, específicamente 60 que se ubican en la zona metropolitana del estado, de ellas 12 son socias de la Canaco; se tiene previsto que mantengan operaciones los locales que están catalogados como esenciales, entre ellos servicios financieros y bancos.

El empresario explicó que la determinación del gobierno federal generó confusión entre los comercios, debido a que hay empresas que surten establecimientos esenciales, pero que no fueron clasificados en este rubro.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) cuentan con un flujo promedio de efectivo de 23 a 30 días en promedio, lo que representa una complicación para los comercios que han detenido operaciones, debido a que contarán con cerca de un mes para mantener la plantilla laboral, por lo que posterior al 30 de abril se podría proceder con otras acciones.

Por tanto, dijo, se buscará generar estrategias y propuestas de apoyo para plantearlas a los gobiernos estatal y federal.

“El flujo promedio de lo que tenemos de efectivo en las mipymes por lo regular estamos hablando de 23 a 30 días, de ahí dependen mucho los flujos de cada empresa, va a ser un tema complicado (...) En teoría, los promedios que nos dan es que 30 días podemos soportar la carga laboral a como estamos, posterior a abril, a lo mejor se tendrá que hacer otra situación”, expuso.

[email protected]