Querétaro, Qro. Tras casi seis meses de inoperatividad, el 2020 se perfila como un año de pérdidas para los establecimientos que operan con giros de centros nocturnos; a mes y medio de reactivarse -a partir del 28 de septiembre- la recuperación avanza lentamente.

El presidente de la Asociación de Empresarios y Trabajadores de Discotecas, Bares y Entretenimiento de Querétaro, Emilio Lugo, expuso que este sector ha sido uno de los más golpeados por los efectos de la pandemia, además, agregó, en caso de que continúe el alza en contagios podría ser uno de los primeros giros en retornar al confinamiento.

“Al estar con 30% de aforo, cerrando entre las 11 y 12 de la noche, no sale, pero cuando menos generas un ingreso, pero ahora es más porque llevábamos siete meses cerrados y tenemos encima todo esto, está complejo, nuestro gremio sigue siendo muy golpeado, seguimos al pie de cañón y seguimos luchando”, expuso.

Para este cierre de año, añadió, no se prevén cambios significativos, por contrario se estima cerrar el 2020 como un año de pérdidas para este rubro.

A inicios del próximo año, se pronostica el anuncio de nuevos cierres permanentes, debido a que habrá negocios que no podrán sortear la crisis económica.

“Sí se ven cierres, creo que para principios de año va a haber un cierre de establecimientos, al final de cuentas estamos esperando a que nos digan quién va a sobrevivir, estamos sobreviviendo, de verdad no entendemos muchas cosas, entonces vamos a esperar, también pedimos a la gente respete las medidas, son así porque estamos en una pandemia, que nos ayuden, porque tenemos que participar todos”, expuso.

De los 140 establecimientos asociados, 25 (17.8%) se reactivaron después del 28 de septiembre; sin embargo, por incumplir con medidas sanitarias, 22 han sido sancionados y se les han aplicado suspensiones de siete a 15 días, previendo que esta semana ya retornan a actividades.

En el sector, ahondó Emilio Lugo, hay temor de que la entidad regrese a semáforo epidemiológico en color rojo y eso implique un nuevo confinamiento.

“Con temor de cierre, por cómo van los contagios, vemos este fin de semana de Buen Fin con las plazas a reventar y a nosotros siendo sancionados, en los medios salen las sanciones y suspensiones de antros, bares y restaurantes por no cumplir las medidas y vemos otras áreas, a reventar, este fin de semana se vio en las plazas comerciales, hay videos donde se ven las plazas a reventar y otras partes, no es igual, unos tienen mayor privilegio que otros, por ese lado no vemos un año prometedor”, agregó.

De acuerdo con el empresario, los criterios para inspecciones en establecimientos no están homologados entre las corporaciones municipales y estatales que vigilan el cumplimiento, debido a que en ocasiones una instancia hace una observación que previamente fue avalada por otra corporación.

“Los criterios no son iguales, llega un inspector y tiene un criterio, llega otro y cambia, hay una gran inconformidad de parte de nuestro gremio porque no vemos las cosas iguales, pero bueno, haremos las reuniones y tomaremos las medidas con las autoridades para que sea igualitario para todos. (…) Lo que queremos es cumplir”, acotó.

El presidente de Cantinas Tradicionales del estado, Daniel Pérez Murillo, refirió que la recuperación de este otro giro también se ha dado de forma lenta, debido a que su venta está limitada por un aforo máximo de 30% y horarios de cierre a la media noche.

“Ha sido una reapertura muy lenta, los aforos que nos han permitido han sido muy pocos, así como el horario, nos está afectando muchísimo, pero estamos generando economía. Ha sido muy lento, los aforos y horarios nos han afectado”, pronunció.

Van 333 suspensiones

Al corte del 15 de noviembre, en el estado se han suspendido 333 establecimientos por incumplir las medidas sanitarias, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud de Querétaro, a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios y de las cuatro Jurisdicciones Sanitarias.

También se han realizado 3,287 verificaciones y se han emitido 8,751 recomendaciones sobre los protocolos de seguridad que se deben cumplir para prevenir la enfermedad, con base en el Acuerdo publicado en La Sombra de Arteaga el 16 de junio.