Puebla, Pue. La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, anunció que en Puebla a partir de octubre entrarán en función los Centros de Conciliación Laboral para resolver los juicios en seis meses, en los cuales se invertirán 168.5 millones de pesos.

En su visita al estado para la presentación de La estrategia para la implementación de la reforma laboral a sindicatos y empresarios, explicó que con este nuevo modelo en el que dependerán del Poder Judicial desaparecerán las juntas de conciliación y arbitraje.

“La idea es que en 45 días con los centros se pueda lograr una conciliación entre el patrón y el trabajador a través del diálogo y, en caso de que no se resuelva, se irán a un juicio oral ante el juez, en el que se desahogará el proceso y se dictará sentencia, lo cual no debe tardar más de seis meses”, ahondó.

Alcalde Luján dijo que, con este inicio de la segunda etapa de la aplicación de la reforma laboral, a partir de octubre se deja atrás el modelo donde los juicios tardaban en resolverse seis años y en ocasiones hasta dos décadas, para transitar a un nuevo sistema de justicia laboral que apostará por la conciliación y así dar a empresarios certeza jurídica, certidumbre e imparcialidad.

El secretario de Trabajo estatal, Abelardo Cuellar Delgado, afirmó que se tienen autorizados 30.6 millones de pesos para transitar al Centro de Conciliación Laboral, así como otros 85.9 millones para el Poder Judicial, que tendrá el Tribunal Laboral.

Bajo interés por legitimar sindicatos

Por otro lado, la secretaria federal dio a conocer que hasta el momento menos de 10% de los 491 sindicatos en el estado han legitimado los contratos colectivos de trabajo vigentes, y de no hacerlo, dejarán de existir en mayo del 2023.

Refirió que uno de los puntos en la reforma establece que los sindicatos deben modificar sus estatutos para garantizar la democracia laboral y la participación de los trabajadores.

“Aquí –en Puebla– hacemos este llamado para llegar a un porcentaje mayor y prácticamente hayamos concluido con este punto tan importante para la reforma laboral”, apuntó. 

El nuevo modelo laboral tiene por objetivo mejorar salarios y condiciones labores, dar certeza y estabilidad a las inversiones y empresas; además, la reforma apuesta por la conciliación entre empresas y sindicatos, por lo que llamó a ambas partes a buscar soluciones a favor de los trabajadores.

estados@eleconomista.mx

kg