Guadalajara, Jal. Al cumplir este mes 11 años de haberse instalado en Guadalajara, la compañía Carestream, dedicada al desarrollo y comercialización de productos consumibles, equipamiento y desarrollo de tecnología para imágenes médicas, dentales y de uso industrial, proyecta un crecimiento a doble dígito al cierre del presente año.

“Más de 90% de los hospitales y clínicas tanto del sector público como del sector privado (en México) tienen algún tipo de producto o algún tipo de solución tecnológica de la marca Carestream”, dijo a El Economista Miguel Nieto Ramos, director general en México de la compañía.

Ubicada en el municipio de Zapopan, en las instalaciones que durante varias décadas ocupó la empresa Kodak, la compañía ofrece soporte y servicio a clientes hacia todo el continente, desde Canadá hasta Argentina, en áreas como Finanzas, Contaduría y Recursos Humanos.

“Tenemos un futuro muy promisorio porque la industria de salud de todo el mundo crece, pero también en México crece año tras año y tenemos una posición de liderazgo absoluta y la presencia que tenemos en todos los hospitales y clínicas tanto en el sector público como privado es muy alta”, enfatizó Nieto Ramos.

En Jalisco laboran 340 de los 400 trabajadores que la compañía emplea en todo México; 60 de ellos trabajan en la planta de manufactura y 280 en las oficinas de soporte y servicios.

“Nuestra planta que tenemos en el área de Zapopan está enfocada principalmente en productos de radiología industrial y está creciendo también de manera importante”, señaló el director de la firma.

Añadió que en cuanto al soporte operativo, las oficinas de Guadalajara son las más importantes en Latinoamérica, mientras el centro de atención a clientes es el más importante de la compañía a nivel global.

“Una de las grandes ventajas que tenemos en Guadalajara es la capacidad tecnológica y de educación de las personas en grados técnicos y universitarios”, destacó el directivo.

“De las funciones que tenemos aquí, una de las más importantes es el centro de atención a clientes que es el más grande de los cuatro que tiene Carestream en el mundo. Aquí laboran 100 personas que manejan de manera muy fluida cuatro idiomas: francés, inglés, español y portugués”, puntualizó Nieto Ramos.

estados@eleconomista.mx