EL municipio de Querétaro ha propuesto la creación de tres nuevos impuestos y dos derechos, proyectando que en el primer año la aplicación de los tres tributos genere una recaudación de 30 millones de pesos.

Los nuevos tributos conforman la estrategia de reingeniería tributaria que propone la alcaldía, argumentando que se prevé hacer más eficiente la recaudación. Estos tendrán implicaciones tanto para habitantes, turistas como para el sector privado, explicó el titular de la Secretaría de Finanzas, Rubén Álvarez Lacuma.

Los nuevos impuestos

El impuesto sobre el uso de inmuebles destinados a la prestación del servicio de hospedaje tendrá impacto en los visitantes que reciba la capital.

Se plantea una recaudación de 15 millones de pesos al año por este concepto, contabilizando que en la demarcación hay 8,434 cuartos de hotel.

El impuesto se establecerá con base en una tarifa progresiva de cuatro rubros: el impuesto será de 9, 5, 18 y 25 pesos, de acuerdo con la tarifa del hotel, que fluctuarán desde el rango de 1 peso hasta más de 1,800 pesos por noche.

Mientras tanto, el impuesto por fusión será aplicable para los propietarios de dos o más predios que deseen fusionarlos en un polígono; se estima que en la capital hay 180 casos de este tipo. En tanto que esta contribución va dirigida principalmente a los desarrolladores, quienes se ven en la necesidad de hacer estas adhesiones de terrenos.

La base será el valor de la fracción o predio fusionados, refiriendo una tarifa de 50% del Impuesto de Traslado de Dominio, expuso el secretario municipal.

Finalmente, el impuesto por cambio de uso de suelo está dirigido a propietarios de predios que incrementen su valor catastral con motivo de un cambio de uso de suelo. La base es el excedente del valor que resulte entre el último valor catastral registrado y del valor actualizado, la tarifa será de 2% sobre el excedente.

Los derechos

En tanto, el derecho por la prestación del servicio de limpieza de predios urbanos baldíos podría tener impacto en 58,000 lotes desocupados que se tienen identificados (3,000 son del estado y del municipio) -que conforman 50 millones de kilómetros cuadrados de áreas verdes. El municipio propone un costo de 24 pesos por metro cuadrado.

De incumplirse con dos periodos de limpieza (febrero y octubre) el propietario recibiría una multa entre los 14,000 hasta los 50,000 pesos, previendo que puedan ser dos sanciones al año, una por cada periodo.

El alcalde sostuvo que la finalidad no es recaudatoria, sino mejorar la imagen urbana y el ambiente de seguridad.

Sin embargo, se prevé que la recaudación sea etiquetada a proyectos de movilidad.

El segundo es el Derecho de Alumbrado Público (DAP). Se propone que el municipio tenga la facultad para realizar el cobro de manera directa,previendo que se eviten juicios por la devolución de impuestos, que hasta octubre suman 13,444; además que el monto de contribuciones es de 478 millones de pesos.

En tanto que la propuesta de reingeniería tributaria también plantea la eliminación del impuesto a la educación y obra pública municipal. En general, con esta reingeniería el alcalde afirmó que los ingresos del municipio aumentarían a 2,733 millones de pesos.

[email protected]