El cierre de negocios restauranteros que se registró durante el último año en este sector, se debió a que su personal carecía de capacitación permanente, así como a una falta de estudios de mercado y profesionalización, afirmó Sergio Salmón Franz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Alimentos Condimentados (Canirac) Querétaro.

Reveló que durante el 2016 se registraron entre 18 y 20 cierres de establecimientos por esta situación, mientras que el resto de los afiliados se han podido mantener en operación, al lograr su consolidación mediante programas de mejora continua que les han permitido colocarse en el gusto de los clientes.

Casi 85% de los negocios que abren en este esquema (de capacitación permanente) llega al quinto año. Está claro que la profesionalización es importante para el éxito de esta clase de negocios , explicó.

En cuanto a aperturas de nuevos negocios, destacó que de los 36 nuevos establecimientos que se inauguraron en el último año, casi 60% lo hizo en el municipio de Querétaro, seguido por Corregidora, donde se incrementaron los espacios disponibles tras la construcción de nuevas plazas comerciales.

Tuvimos algunos cierres, pero podríamos decir que el saldo fue positivo (...) tuvimos un total de 36 aperturas , dijo.

En cuanto al incremento en los costos de transporte de insumos y electricidad, los afiliados a la Canirac local absorbieron durante el año pasado el gasto para no perjudicar al cliente, pero en esta ocasión no podrán hacerlo, advirtió Salmón Franz.