Monterrey, N.L.- Tras el anuncio del Gobernador, Jaime Rodríguez, de que vetaría las modificaciones aprobadas a la Ley Antitabaco en el Congreso local, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, le pidió no vetar dicha ley, y frenar las extorsiones que han sufrido una gran parte de restaurantes por presuntos inspectores de la Secretaría de Salud.

"De unos meses a la fecha la corrupción va en ascenso, antes (de la reforma a la Ley Antitabaco en 2013) cuando teníamos la Ley Federal no había ‘moches’, sentimos por nuestros agremiados, que cerraron las puertas a los fumadores para que se den ‘moches’ y se pueda fumar , afirmó Mario Cantú González, presidente de Canirac Nuevo León.

Explicó que aunque los agremiados tienen miedo a decir abiertamente cuánto les piden los seudo inspectores de la Secretaría de Salud, para dejar que se fume en todo el local es muy variable va desde 5,000 pesos en adelante.

Sin embargo, quienes les exigen cuotas "era gente identificada del gobierno de esta administración, pues con el cambio de poder se incrementaron las extorsiones en los restaurantes , recalcó.

El Gobernador también gobierna para 30% de los fumadores (de Nuevo León), deberían tomarlos en cuenta, los diputados igual; queremos crear conciencia, hay una fobia contra los fumadores , dijo Mario Cantú.

Por ello, le pidió a Jaime Rodríguez: ojalá que se tome un tiempo y nos pueda recibir .

A su vez, el secretario de Salud, Manuel de la O, declaró que modificar esta ley sería ir como los cangrejos, iríamos en un retroceso, el tabaco es dañino para la salud .

El funcionario expuso que en Nuevo León mueren cada año 7,300 personas por enfermedades derivadas del tabaquismo.

Desorden en restaurantes y economía informal

Mario Cantú explicó que se propuso esta iniciativa para modificar la Ley Antitabaco (en el Congreso local), "para que podamos ejercer en Nuevo León, las mismas disposiciones de la ley Federal, habíamos visto un desorden en establecimientos de restaurantes, se estaba fumando de más, hasta en el 100% del área , explicó Mario Cantú González.

Por ello, dijo: queremos poner orden para que se aplique la Ley Federal que permite fumar hasta en un 30% del establecimiento , como quedó establecido en las modificaciones que recién se aprobó en el Congreso local.

El dirigente de Canirac Nuevo León reiteró que en la entidad hay 16,550 restaurantes, pero la mayoría no están dados de alta en el IMSS, y ellos son los que sí pueden fumar, porque son informales, qué les van a clausurar, no tienen una licencia de Secretaría de Salud, de Protección

Civil .

En cambio, los 3,550 afiliados a Canirac, pese a que son parte de la economía formal, son los más afectados por las presuntas extorsiones.

Mario Cantú, dijo que es urgente que se respete la aprobación a las modificaciones de la Ley Antitabaco, sobre todo porque el sector de turismo de negocios, se quejan de que en muchos otros estados del país, sí hay zonas específicas para fumadores, mientras que en Nuevo León aún no hay espacios para ellos.

mfh