Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Puebla admitió que el 60% de sus 700 socios no han iniciado con el trámite para obtener el botón de alerta, el cual da el ayuntamiento de Puebla para que se conecten al centro de emergencia y auxilio.

Lo anterior lo dio conocer la presidenta de ese organismo, Olga Méndez Juárez, al reconocer que ha visto desinterés de sus socios por adoptar este sistema, el cual implica una inversión mínima de 5,000 pesos para instalar cámaras y conectarlas mediante Internet al servicio de la autoridad para que responda con apoyo inmediato en caso de un robo.

Explicó que el alza de ese delito en esta ciudad debería motivar a los restauranteros para tomar como opción de protección este servicio de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, ya que es la única forma de inhibir a la delincuencia que ha tenido como “blanco” los negocios de su sector y a sus clientes.

“Nos preocupa que a pesar de la incidencia delictiva, los empresarios no están contribuyendo en trabajar de manera coordinada con la autoridad, la cual ha tenido disposición de reunirse con la Canirac para brindar el apoyo con patrullajes constantes”, apuntó Méndez Juárez.

Dijo que la instalación de los botones de alerta por parte del municipio tarda alrededor de una semana cuando el establecimiento ha cumplido con su parte de tener su circuito de cámaras con Internet, situación por la que deben tener confianza los empresarios en que será una inversión productiva.

La presidenta de la Canirac reconoció que los robos a restaurantes son de tres a cinco por mes, pero el ayuntamiento está respondiendo con vigilancia continua en los tres corredores gastronómicos de la angelópolis, ya que preocupa que se atente contra los clientes.

“Hago un llamado a los socios de Canirac para que instalen este botón de alertamiento, ya que es la única forma de también ayudar a la autoridad en que dé respuesta inmediata, porque tampoco puede poner patrullas fijas cerca de donde operamos y descuidar el resto de la ciudad”, apuntó.

Algunos de los negocios que han tomado en cuenta la recomendación y que tuvieron asaltos, lograron que llegara el auxilio policial para detener en las zonas a los responsables y ser presentados ante el Ministerio Público para fincar responsabilidades, dijo Méndez Juárez.

Aseveró que también se han desmantelado a bandas de carteristas y de relojes que continuamente llegaban a los establecimientos sobre todo en fines de semana para cometer alguna fechoría, pero que con las grabaciones se tienen plenamente identificados para proceder a solicitar el apoyo para detenerlos porque hay denuncias levantadas.