Puebla, Pue. El candidato del PRI a gobernador, Alberto Jiménez Merino, dio la razón al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) sobre atender los 19 parques industriales existentes, los cuales están abandonados por la falta de apoyo de las autoridades y con esas condiciones no son atractivos para atraer inversiones, además de que se requieren construir más.

En su reunión con el organismo, como parte de los encuentros que organizó con los tres aspirantes a Casa Puebla, siendo el último en acudir, el priista prometió a los empresarios que, en caso de ganar, no habrá una mayor carga fiscal y sobre la reducción del Impuesto Sobre Nómina (ISN), del cual se cobra 2.5%, será analizado y se examinará cómo se aplican los recursos que se recaudan.

Jiménez Merino indicó que el crecimiento económico requiere de herramientas, por lo que fortalecer las zonas fabriles es una apuesta que autoridades en los últimos ocho años no han querido asumir, pese a que es un área de oportunidad para atraer inversiones en los distintos sectores industriales.

“Si el gobierno no le inyecta recursos a mejorar los servicios de los parques industriales y no fomenta la actividad económica, difícilmente vamos a poder levantar los niveles del Producto Interno", expresó el candidato.

Sobre el campo, comentó que se tienen siete regiones productivas con desigualdad, las cuales con sus respectivas vocaciones agrícolas requieren ser rescatas con 1,500 millones de presupuesto anual, considerando la recuperación de tierras subutilizadas porque fueron abandonadas por la migración a Estados Unidos”, apuntó.

Indicó que la inseguridad es uno de los temas por resolver, a corto y mediano plazo, pero a la par se deben atraer más inversiones que permitan generar empleos mejor pagados, por lo que pidió al CCE trabajar conjuntamente para una mayor promoción del estado en países con los que se tiene un vínculo comercial.

Ante los integrantes del organismo que aglutina a 25 cámaras, ofreció potencializar el aeropuerto internacional de Puebla para que sea de conexión al altiplano, el cual se encuentra subutilizado, pese a que tiene capacidad para hacer más operaciones de carga.

Propuso la creación de un “fondo emprendedor” con recursos de hasta el 3% del presupuesto estatal que sustituya a la figura del Instituto Nacional del Emprendedor, la formación de un Consejo de infraestructura y Desarrollo Urbano.

Ante las quejas de usuarios, entre ellos empresarios, por los altos costos en pagos de agua, Jiménez Merino ofreció recuperar el Consejo Consultivo del Agua, revisar el contrato de concesión del servicio que tiene la empresa Agua de Puebla, y de ser necesario cancelarlo, bajo la apuesta de que los poblanos tengan agua a buen precio.