Cancún, Qroo. El Ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) anunció que podría solicitar una nueva línea de financiamiento con Nacional Financiera (Nafin) en la modalidad de crédito a cadenas productivas para enfrentar sus compromisos con proveedores.

Apenas hace unos meses, el presidente del municipio, Julián Ricalde Magaña, aseguró que, pese a los severos problemas financieros que atraviesa la alcaldía, no recurrirían a más endeudamiento bancario.

Ayer, el tesorero municipal, Leonel Galué Sauri, aseguró que bajo este esquema la nueva línea de crédito no representa una carga para las finanzas del ayuntamiento, pues Nafin pone el financiamiento a disposición del ayuntamiento, pero para que los proveedores dispongan en tiempo y forma de sus pagos .

En realidad -añadió-, los principales beneficiarios son los proveedores, pues les da la oportunidad de obtener liquidez sobre sus cuentas por cobrar, al operarse en factoraje sin necesidad de esperar la fecha de vencimiento de los mismos.

La solicitud de la nueva línea de crédito deberá ser aprobada por el cabildo. El Tesorero anunció que en estos días elaborarán la propuesta para que pueda ser estudiada por el cuerpo de regidores.

EN APRIETOS

La última calificación de Fitch Ratings sobre Cancún fue de BBB- . Destacó que en el ayuntamiento existe un deterioro significativo en la flexibilidad financiera.

En dicho reporte de finales del 2011, externó que entre las principales causas de esa calificación negativa están los altos y crecientes niveles de gasto de operaciones, el elevado endeudamiento y las cifras de ahorro interno, así como las inversiones limitadas.

Apenas a principios del 2012, el ayuntamiento sufrió la retención de sus participaciones federales por parte de la Secretaría de Hacienda a cuenta de un adeudo que el ayuntamiento tenía desde la década de los 90 con el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares. Tras varios meses de gestiones por parte del alcalde Julián Ricalde Magaña, lograron reponer el monto de las retenciones a través de un arreglo con la dependencia.

Durante ese proceso, Ricalde Magaña aseguró que no recurrirían a más deuda con bancos para hacer frente a los compromisos municipales. Incluso, manejó la posibilidad de vender terrenos para hacerse de recursos.

[email protected]