La cancelación del proyecto de Ford, en el 2017, no desanimó la actividad manufacturera de San Luis Potosí.

Durante el año pasado, el estado se posicionó en el Bajío como el de mayor crecimiento anual (tercero en el país) y las expectativas para la industria permanecen positivas para este 2018.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el acumulado enero-diciembre del 2017, el valor total de la producción de la industria manufacturera en San Luis Potosí fue de 319,375.1 millones de pesos corrientes, que significó una variación anual de 24.0%, en términos reales, el mayor nivel registrado en la entidad.

En tanto que en estados como Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes el incremento anual real fue de 2.2, 2.3 y 3.5%, con un valor de producción por 706,200.3, 267,930.4 y 228,072.8 millones de pesos, respectivamente.

Del total nacional del conjunto de industrias manufactureras, de 6.8 billones de pesos el año pasado, Guanajuato contribuyó con 10.3%, mientras que San Luis Potosí, Querétaro y Aguascalientes hicieron lo propio con 4.7, 3.9 y 3.3%, en ese orden. El Estado de México es el que presenta una mayor aportación al concentrar 12.9% del total, seguido de Nuevo León (11.5 por ciento).

En la última década, el Bajío se ha consolidado en la manufactura. En el 2017, participó con 22.3% de la producción nacional y en el 2008, con 15.0 por ciento.

El dinamismo en el valor de la industria manufacturera en dicha región fue impulsado particularmente por el subsector de fabricación de equipo de transporte, cuya producción avanzó a tasa anual real en 48.3% para San Luis Potosí, llegando a 162,628.9 millones de pesos y lejos, para Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro, el ascenso fue de 4.2, 2.1 y 2.5% con 182,708.0, 369,565.6 y 71,030.9 millones, en dicho orden.

La aportación de equipo de transporte en el total quedó de la siguiente manera: 26.5% en Querétaro, 50.9% en San Luis Potosí, 52.3% en Guanajuato y 80.1% en Aguascalientes.

Raúl Martínez Jiménez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), dijo que en San Luis Potosí el incremento de doble dígito, cuya variación real se ubicó en 24% anual, da certidumbre a un crecimiento sostenido.

Tras la cancelación del proyecto de Ford, expresó, quedó un gran terreno que ahora se promueve para atraer inversión de la industria férrea, de camiones, motores o de alguna otra que pueda aprovecharlo.

“Queremos aprovechar la coyuntura para que una empresa de esta envergadura llegue a San Luis Potosí”, comentó. Actualmente, el gobierno del estado, añadió, también realiza su labor de promoción para aterrizar alguna inversión en la zona.

El presidente de la Canacintra local destacó que a pesar de que sí hubo afectación a la inversión de empresas proveedoras de Ford que finalmente no pudieron instalarse, “San Luis Potosí lo tomó con buenos ojos, vimos que San Luis Potosí es fuerte”.

Recordó que la llegada de General Motors fue la plataforma para que el sector automotriz se posicionara en el estado y ahora se ubica en el top 10 de las firmas de la industria manufacturera.

“Todos los días empresas de todas partes del mundo, automotrices, de plásticos, de tapicería, llantas, todos los días nace una nueva empresa del sector automotriz, por lo que desde la cámara se impulsa a las pequeñas y medianas empresas para que tengan un rol en esta industria”, expuso Martínez Jiménez.

Hacen lo suyo

Para el fortalecimiento automotriz, los clústeres automotrices del Bajío colaboran para afianzar sus cadenas de suministro.

Renato Villaseñor, vicepresidente del Clúster Automotriz de Querétaro, explicó que dentro de los objetivos a desarrollar para impulsar la competitividad de las empresas, se trabaja en conjunto con otros clústeres, como el de Estado de México y Jalisco para traer procesos de valor agregado.

Manifestó que hay procesos de alta demanda y que no se han desarrollado en México como la forja de altos tonelajes, que es importada de otros países.

“Más que el proceso como tal estamos logrando generar esa sinergia, no sólo de las necesidades de Querétaro sino de las que tiene la industria, para que juntos logremos potencializar el desarrollo de los proveedores”, indicó.

Efraín Hernández, director técnico del Clúster Automotriz Estado de México, señaló que trabajan sobre un plan de localización de desarrollo de proveedores agresivo, que posteriormente se pretende replicar en Guadalajara y Nuevo León.

El plan basado sobre temas de innovación y tecnología, definió, permitirá hallar las oportunidades de negocio del territorio y trasladarlas en oportunidades para empresas extranjeras que quieran hacer la inversión en México aun cuando no cuentan con una planta de producción o, bien, ésta puede ser para compañías nacionales si se ajustan a las necesidades y certificaciones de la industria automotriz.

Durante el 2017, Renato Villaseñor mencionó que la mayoría de empresas del sector presentó un crecimiento, pero hacia finales del año hubo un freno en el sector económico.

“Fue un año bueno, no todos cumplimos con las metas planteadas al inicio del 2017, pero fue un año bueno y seguimos con tendencias positivas para el 2018”, aseguró.

Enfatizó que luego de la gran inversión por parte de los Fabricantes de Equipo Original (OEM, por su sigla en inglés), sigue la inyección de las empresas Tier 1 y luego de las Tier 2. Para las OEM que se instalaron en Guanajuato ya se encuentran en la etapa de maduración de las Tier 2; para San Luis Potosí, apenas comienza este proceso.

“Va a continuar el crecimiento y la inversión, pero ya no de OEM sino de Tier 1 y 2. Se siguen instalando empresas para consolidar la cadena de suministro”, indicó el vicepresidente del Clúster Automotriz de Querétaro.

Expectativas

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable de Guanajuato, Guillermo Romero Pacheco, afirmó que las expectativas para la industria son positivas para este año. Y a pesar de que durante los dos primeros meses del 2018 la venta de vehículos ligeros disminuyó, la exportación y la mayoría de fábricas, ensambladoras y proveedores, cuyos productos están orientados al mercado exterior, han aumentado sus números.

En el 2017, advirtió, las exportaciones del estado presentaron un alza superior a 6% y se alcanzaron 24,000 millones de dólares y para este año se prevé un avance de 7 por ciento.

“Guanajuato sigue creciendo sus exportaciones en diversos ramos, por lo que a pesar de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el mercado y el cliente se encuentran ahí. Hay mucha orientación no sólo de la inversión local y americana sino europea y japonesa dirigida a aquel mercado”, reconoció el secretario estatal.

De manera que Estados Unidos seguirá siendo el mercado más importante para México para los siguientes años en volumen y capacidad.

Impulso

Para este 2018, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec) de Aguascalientes, Ricardo Martínez Castañeda, estimó un crecimiento del Producto Interno Bruto de la entidad de 5.6%, en línea con las expectativas de Citibanamex.

“Estamos casi arriba del doble de lo estimado para el país debido al apoyo de los sectores y la diversificación que se está trabajando. Vamos a apoyar a talentos locales y empresas locales”, destacó.

El titular de la Sedec insistió en que la industria automotriz seguirá aumentando en los próximos años, por lo que se seguirán impulsando las condiciones necesarias para fortalecer la economía, a través de una triangulación entre sectores público, privado y académico.

 

cogeneración de energía en veracruz

Cydsa asegura competitividad a mediano y largo plazos

Monterrey, NL. Con las dos plantas de cogeneración de electricidad y vapor de Grupo Cydsa, ubicadas en Coatzacoalcos Veracruz, la compañía asegura la competitividad de sus negocios a mediano y largo plazos, indicó Tomás González Sada, presidente del Consejo de Administración y director general ejecutivo.

En el negocio de cogeneración de electricidad y vapor Cydsa “estamos empezando a entenderle a estos negocios (...) Queremos dejar operando a las plantas de cogeneración muy bien”.

Indicó que en este segmento existe mucha competencia, por ejemplo, con Iberdrola; sin embargo, este negocio es como un seguro para Cydsa porque a partir del 2010 aumentaron de manera importante las tarifas eléctricas.

En el reporte anual de Cydsa del 2017, Tomás González Sada explica que en cogeneración de electricidad y vapor los esfuerzos se dedicaron a maximizar la eficiencia de producción en las plantas I y II de cogeneración, ubicadas en Coatzacoalcos, Veracruz, con lo cual incrementó el suministro de energéticos a un costo competitivo.

La planta inició operaciones en marzo del 2014, con potencia máxima en condiciones óptimas de 57 megawatts de energía eléctrica y capacidad para producir 62 toneladas de vapor, utilizando un sistema basado en una turbina de combustión de gas natural.

En el 2017 esta planta cubrió una parte significativa de las necesidades energéticas de las instalaciones de la firma en Coatzacoalcos.

A su vez, la planta II inició operaciones en el 2016, con 57 megawatts de energía eléctrica y capacidad para producir 62 toneladas de vapor.

El año pasado dicha planta surtió, a través de la red de distribución de la Comisión Federal de Electricidad, la energía eléctrica requerida para la nueva planta productora de sosa, cloro y especialidades ubicada en el municipio García, Nuevo León, así como en las instalaciones de Cydsa en Ecatepec, Estado de México.

El directivo afirmó que actualmente tiene 20% de energía que no utilizan “y se está empezando a vender al mercado, no sabemos si se va ampliar”. (Con información de Lourdes Flores)

estados@eleconomista.mx