Puebla, Pue. Al retomarse las actividades económicas de manera escalonada en Puebla, a partir del 1 de junio, la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) prevé hacer un recorte del 15% sobre la meta de entregar 12,000 casas en diciembre, debido a que sólo podrán iniciar con 30% de la mano de obra que ocupan.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente del organismo con 59 socios, reconoció que si bien “es un respiro” la decisión del gobierno estatal, también obliga a cambiar los planes de ejecución de las empresas, ya que los dos meses de inactividad propició que no tengan listos los inmuebles para septiembre sino que aplazarán tres meses la conclusión de los trabajos.

Indicó que laborar con menos de la mitad de personal trae consecuencias sobre la meta anual de construcción, misma que estaba planteada al principio del año con 17,000 casas terminadas, pero con la pandemia del Covid-19 se ajustó a 12,000, de las cuales apenas entregarán un poco más de 10,000.

En entrevista, admitió que no les queda otra alternativa, ya que deben respetar las medidas sanitarias para evitar más contagios, que en el caso de Puebla podría aplanarse la curva del Covid-19 hasta julio.

“Será complicado darle celeridad a las obras, donde es indispensable la mano de obra, la cual es diferente a  las industrias que pueden salir adelante con la automatización en algunas áreas ,en nuestro caso no es así”, abundó.

Complicado sumar personal 

Vio complicado que puedan ir sumando personal en forma constante en los próximos meses, ya que no hay señales de que el escenario cambie rápido si la gente continúa incumpliendo con el confinamiento voluntario.

Indicó que a la Canadevi le preocupa que sólo regrese 30% de los 35,000 empleados que laboran en la construcción de casas, ya que el resto tampoco tendrá opciones para obtener un ingreso, siendo que la mayoría viene del interior del estado y que cambió el campo por esta actividad.

Moreno Gómez dijo que se debe considerar la temporada de lluvias que está iniciando, misma que complicará la rapidez de trabajo para las empresas con poco personal en este momento de máxima alerta por la pandemia.

Puntualizó que quienes regresen a las actividades recibirán el pago completo pese a que los desarrolladores están atravesando por una situación económica difícil y que en general la Iniciativa Privada tiene la misma queja.

Indicó que quienes no sean requeridos será porque los desarrolladores deben acatar las medidas sanitarias, ya que el gobierno tendrá que reactivar la obra pública rápido para acogerlos mediante las constructoras que ganen las licitaciones de proyectos.

[email protected]