Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) espera que en noviembre el gobierno estatal autorice un segundo subsidio por 50 millones de pesos para que se puedan colocar 1,000 casas en beneficio de quienes ganen no más de 2.8 salarios mínimos y que les impide tener acceso a un inmueble.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente del organismo, expuso que la petición formal fue realizada a la Secretaría de Economía estatal, por lo que esperan un “sí” del mandatario Miguel Barbosa Huerta, tal como ocurrió en el mismo mes del año pasado.

Recordó que el subsidio en su momento se dio mediante un convenio de la administración poblana con el Infonavit, situación que sería la misma.

“Estos subsidios ayudan a dinamizar la venta de casas que se contrajeron hasta 50% con la pandemia de Covid-19, sobre todo de mayo a lo que va de octubre”, ahondó.

De acuerdo con el dirigente poblano de la Canadevi, las 1,000 viviendas saldrán de las 17,000 terminadas en el 2019 y que en este año son colocadas, 50% de las cuales son de interés social y se venden a través del Infonavit.

La otra parte es de tipo medio residencial y residencial, las cuales se venden por créditos bancarios, mismos que en este momento son difíciles de aprobar.

“El año pasado ese convenio lo vimos como un acto de buena fe del gobierno estatal, pero en este 2020 es una necesidad urgente que ayudará al mercado de la vivienda, cuyos proyectos de construcción se retomaron apenas en agosto pasado tras cinco meses de paros por la pandemia”, expuso.

Son entre 13,000 y 14,000 viviendas que integran la meta anual de este año, aunque al principio se plantearon 17,000, pero al parar actividades se debió recortar la proyección.

estados@eleconomista.mx