Puebla, Pue. El comercio en pequeño prevé una caída de 15% en sus ventas durante el primer trimestre del año, ante la escalada inflacionaria que afecta la capacidad de compra de los poblanos, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) en Puebla, Erick Navarro Acevedo.

Asimismo, expuso que la “cuesta de enero” se prolongará hasta marzo, por lo que será a partir de abril cuando empiece a reactivarse la actividad económica.

Navarro Acevedo dijo que sólo en el Centro Histórico de la capital poblana, 77 comercios reportaron la intención de cerrar, debido a las bajas ventas durante el 2017, la presencia del ambulantaje e inseguridad.

Aunado a ello, comentó que el incremento en artículos que componen la canasta básica ha generado un ajuste de precios entre 15 y 30% para el consumidor, “lo cual no se quiere hacer, pero es obligatorio para no tener pérdidas”.

Para este 2018, mencionó que el panorama para los micro, pequeños y medianos empresarios estará caracterizado por precios al alza, consumo moderado y ajustes al costo de insumos como combustibles y electricidad.

Navarro Acevedo consideró que cada empresario debe tomar sus previsiones en este mes para no hacer pedidos extras e ir sobrellevando sus ventas con la mercancía justa, a fin de evitar tener problemas de pago con sus proveedores.

El dirigente confía en que el panorama pueda cambiar antes de la fecha proyectada, ya que hay quienes no se lograron recuperar tras la caída de ventas por el sismo del 19 de septiembre.