Puebla, Pue. La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local se pronunció porque el ayuntamiento de esta ciudad reactive el proyecto para la instalación de parquímetros en zonas de mayor afluencia como son los corredores gastronómicos, ya que permitiría darle una mejor utilidad al espacio, debido a que un cajón en la vía pública solo es ocupado por dos vehículos en todo el día.

Rafael Herrera Vélez, presidente del organismo, consideró que esa opción ayudará al mejor aprovechamiento de las áreas que han sido monopolizadas por algunos, cuando se pueden democratizar con estos equipos y que las personas paguen por el tiempo que estarán y así haya la disponibilidad de lugares en todo el día, lo cual significará a la vez un ingreso para el gobierno municipal.

Mencionó que en los corredores gastronómicos es donde hacen mal uso de los cajones, ya que quienes se estacionan ni siquiera van a consumir, porque sólo dejan sus unidades para ir a oficinas cercanas para trabajar. Es decir, ocupan el lugar hasta ocho horas.

Desaprovechamiento

Comentó que el ayuntamiento está desaprovechando el área pública que a su vez requiere un reordenamiento, porque también puestos ambulantes se han instalado de manera permanente o llegan por gran parte del día para invadir un cajón sin generar un ingreso a la Tesorería.

Mencionó que la Canaco vio positivo ese proyecto desde la administración pasada, el cual no prosperó por razones desconocidas, pese a que se hicieron pruebas piloto con parquímetros, pero igual hubo comercios establecidos que no los aceptaron.

Indicó que también ayudará a terminar con el negocio de organizaciones que controlan a los “franeleros”, quienes cobran una cuota por dejar a los automovilistas usar cajones en la calle, los cuales son apartados con piedras o cubetas, incluso por las noches, para muy temprano disponer de ellos como si fueran suyos y lucrar sin que la autoridad municipal impida esa actividad.

Herrera Vélez reiteró que la implementación de los parquímetros también ayudará a resolver el déficit de estacionamientos tanto en las áreas gastronómicas como en el Centro histórico.

Sostuvo que el suelo más caro es el que ocupan los automóviles en las zonas de alta demanda, pero las autoridades municipales no han visto eso a pesar de que tienen la potestad para hacer un ingreso y ofrecer mejores servicios, pero este tipo de programas no los tienen considerados desde las pasadas administraciones.

Sobre los servicios de Valet Parking, negó que estos hagan uso de la vía pública para estacionar los vehículos de clientes que acuden a los restaurantes, ya que los propios negocios tienen terrenos para el servicio y, con ello, garantizar que no sean blanco en el robo de autopartes.