Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) local pidió a las autoridades estatales “que dejen de culpar a las empresas de ser los únicos en contaminar el río Atoyac,” que cruza por 22 municipios de la entidad y 48 de Tlaxcala, ya que cumplen con tener plantas tratadoras de aguas residuales.

Luis Espinosa Rueda, presidente del organismo, comentó que “son los propios municipios que más dañan al afluente, porque hay negocios como talleres mecánicos y restaurantes que hacen las descargas de sus aceites de manera clandestina, por lo que ayuntamientos y gobiernos estatales de ambas entidades no tienen un registro de cómo operan en el manejo de residuos”.

No obstante, reconoció que hay maquiladoras que operan de manera ilegal, “las cuales tiñen de colores sus productos y hacen las descargas de residuos al Atoyac en las noches, por lo cual el río en algunas partes se ve azul, rojo o verde”, pero no son socias de Canacintra.

“Hay fábricas afiliadas que reportan recibir en sus plantas tratadoras agua sucia y la devuelven más limpia al afluente, lo cual constantemente es supervisado por la Conagua (Comisión Nacional del Agua) y la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial estatal, pero ni aun así dejan de hacerse señalamientos a la industria poblana”, expuso.

Indicó que “a los ayuntamientos se les hace fácil señalar o culpar a las industrias de la contaminación del río sin tener pruebas de ello, además de que no hay sanciones de por medio”.

En este tenor, Espinosa Rueda pidió al gobierno estatal trabajar en la creación de una norma local para inspeccionar y sancionar a las empresas que contaminen este importante afluente, cuya agua contaminada desemboca en la presa de Valsequillo.

Precisó que el problema se debe atender desde su origen, en Tlaxcala, porque no sólo corresponde a Puebla, por lo que autoridades estatales y los municipios involucrados deben trabajar de manera conjunta.

“Estamos ubicados en el río más contaminado de toda la cuenca y no es por otra razón, la relación población-contaminación es muy clara, donde tenemos la mayor concentración urbana es en la zona metropolitana de Puebla y de Tlaxcala”, apuntó.

De acuerdo a la Conagua, entre las principales causas de que el río registre altos niveles de contaminación se encuentran 2,000 descargas de aguas residuales directas, las cuales no tienen ningún tratamiento previo.

estados@eleconomista.mx

rrg