Hacer que la desgravación arancelaria de los productos chinos genere empleo y aumente la competitividad y generar mayor productividad en las empresas es lo que debería suceder ante la llegada de éstos, pero también para proteger el mercado interno, sostuvo Sergio Cervantes Rodiles, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), durante su visita al estado.

Aunque el gobierno federal destinará 82.5 millones de pesos a la proveeduría, indicó que para proteger la economía interna se tiene que invertir para hacer competitivas a las empresas mexicanas, que generen mercancías de calidad y que se paguen salarios de calidad y competitivos.

Regulación

Si bien consideró que desde hace años los productos chinos están dentro del mercado, pues muchas materias primas o maquilados son en China, se tiene que trabajar en una regulación de los productos.

Hay que regularlos, platicamos con Hacienda para que los productos paguen los impuestos y compitamos con equidad .

El dumping, triangulaciones, piratería y aduanas sin modernizar, se hace complicado poner freno a las importaciones chinas.

Por eso pedimos postergar la desgravación y un primer paso para que esto suceda es que las turbulencias europeas paren, por eso consideró que no era el momento para la desgravación arancelaria, pienso que no era el momento, postergarla, por lo que estamos viviendo en el mundo .

Las afectaciones serían para varios sectores de la industria, por eso insiste que cada sector tiene que planear en cómo ser más competitivo.

[email protected]