Puebla, Pue. Las pequeñas y medianas empresas (pymes) poblanas, sobre todo a las que forman parte de alguna cadena de proveeduría, podrían tener complicaciones para mantener empleos en el último trimestre del presente año si la demanda de insumos o materiales para algún proceso productivo continúa a la baja, expuso la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Luis Espinosa Rueda, presidente local del organismo, aseguró que temían que este 2021 fuera adverso para los industriales y que se postergara la recuperación económica hasta el 2022, situación está por ocurrir debido a los rebrotes de Covid-19 y la tardía aplicación de la vacuna.

En el caso de sectores productivos, tienen entre 40 y 50% del personal sin vacunar, debido a que no se ha lanzado la campaña para aplicarles inocular a quienes tienen menos de 30 años, rango en que el que se encuentra la mayoría de las plantillas.

“Vemos todavía complicado que se puedan mantener los empleos, ya que las ventas han bajado más con este rebrote de Covid-19, porque los clientes han reducido la demanda y eso impacta a los que forman parte de alguna cadena de proveeduría”, ahondó.

Destacó que el panorama por la pandemia no dio muestras de que cambiara en este 2021 y, con ello, las inversiones no se consideraron, como venía ocurriendo en otros años.

Expuso que los dueños de las pymes fueron cautelosos y frenaron las intenciones de crear más en empleos hasta lograr una recuperación económica que les dé estabilidad, así como poder trabajar con más de 50% en operaciones.

Metas inciertas

Bajo este contexto, comentó que estar limitados en capacidad productiva es negativo, porque no se pueden establecer metas, al tener que reducir turnos, sobre todo en el sector automotriz.

Indicó que en algunos sectores de la Canacintra hay pymes que están haciendo esfuerzos por mantener la nómina, pero no podrán continuar así para el próximo año si las ventas no incrementan.

De cara a la elaboración del presupuesto estatal, el dirigente de la Canacintra poblana dijo que se deberán mantener los incentivos fiscales por parte del gobierno del gobernador, Miguel Barbosa, respecto a la condonación del pago del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para las mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), el cual “ayuda en amortiguar el golpe económico”.

Puntualizó que en las industrias poblanas no se han detectado casos de Covid-19, ya que están cumpliendo al pie de la letra las medidas sanitarias, aunque les afecta en productividad trabajar a 50 por ciento.

No obstante, confió en que el panorama epidemiológico pueda cambiar en la recta final, pero dependerá de que no haya un relajamiento social.

estados@eleconomista.mx

rrg