Después de 25 trimestres consecutivos en números rojos, la economía de Campeche creció, aunque de manera marginal.

El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que muestra la tendencia del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), avanzó 0.9% en el tercer trimestre del 2012 a tasa anual.

El estado no mostraba cifras positivas en materia de crecimiento desde el primer trimestre del 2006, cuando el PIBE mostró un incremento de 3.5 por ciento.

Especialistas consultados comentan que la economía campechana padece la dependencia al sector petrolero, principalmente de Cantarell, que actualmente está en declive, así como una diversificación limitada.

Desde el 2004 que existen registros del ITAEE, la entidad sólo en cinco de los 35 trimestres mostró una expansión: en el primero y cuarto trimestre del 2004 (0.8 y 1%, respectivamente); en el segundo del 2005 (1.8%); en el primero del 2006 (3.5%), y en el tercero del 2012 (0.9 por ciento).

En todas las ocasiones en que sucedió un crecimiento, según el INEGI, le siguió una caída en promedio de 2 por ciento.

César Octavio Vargas Téllez, jefe de la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Economía de la UNAM y Félix Vélez Fernández-Varela, investigador del Centro de Análisis e Investigación Económica del ITAM, consideran que esta variación positiva, atípica en la historia reciente campechana, puede desaparecer para el próximo trimestre, por lo que será el tiempo el que señale si el estado está en la senda de un crecimiento continuo.

PUEBLA CONTINÚA ?EN EL LIDERATO

Según el INEGI, de enero a septiembre del 2012, Puebla mostró el mayor crecimiento en el país, con una variación de 7.6% con respecto al mismo periodo del 2011.

El sector de la transformación impulsó, principalmente, la expansión en el estado. Dicha industria avanzó 11.2 por ciento. Sólo en Nuevo León este sector creció más: 11.5 por ciento.

A Puebla le siguieron San Luis Potosí, con un incremento de 6.5% en los primeros nueve meses del año pasado; Querétaro, con 6.3%; Baja California, con 6.1%, y Sonora, con 5.9 por ciento.

En contraste, los que menos avanzaron fueron Campeche, con una baja de 1.6%, Guerrero, (0.9% en crecimiento), Durango (1.9%) y Colima (2.1 por ciento).

PIERDE RITMO

Destaca de manera especial Colima, que durante el 2011 fue el estado que más creció, con 10.3%, cuando el promedio entre las entidades fue de apenas 3.9 por ciento. En el tercer trimestre apenas avanzó 0.1 por ciento. En su momento, el crecimiento de la entidad se debió a un fuerte impulso a la construcción, de acuerdo con expertos, particularmente en infraestructura carretera, portuaria y energética.

EXPECTATIVAS

Mientras la marca del 2012 fue la incertidumbre en los mercados internacionales -considera Vargas Téllez-, en el 2013 el panorama luce positivo para México y, principalmente, para los estados con las economías más globalizadas.

erick.ramirez@eleconomista.mx