Las reformas a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios que discutirá en breve el pleno de la Cámara de Diputados, no son para los gobernadores con finanzas en rojo, sino para aquellos que tiene un manejo responsable de sus haciendas, aseguró el diputado Armando Rivera Castillejos (PAN), uno de los promoventes de dichas modificaciones.

Los cambios a la ley permitirán a estados y municipios, con endeudamiento sostenible, utilizar hasta 5% de sus remanentes de recursos anuales en gasto corriente, como pago de nómina, gasolina, oficinas y vehículos.

“Si es un estado bien manejado, con finanzas sanas, siempre hay remanente. Problema para los gobernadores que no manejan bien su dinero, y que tienen que pedir anticipos de aportaciones (federales) para pagar los aguinaldos, por ejemplo, que también hay muchos casos así”, dijo el diputado.

“La mitad de los estados no se ven beneficiados por esta ley, pero sí es un incentivo para que manejen bien las finanzas. Hay gobiernos de los estados que no saben para qué se hace (esta reforma), porque nunca han tenido un remanente. Al contrario, siempre están batallando hasta para pagar los aguinaldos. Se benefician sólo los responsables”, comentó.

El legislador aseveró que esta reforma se pensó en estados como Querétaro, que tiene un bajo nivel de deuda.

Asimismo, el legislador manifestó que el jueves podrían ya abordarse las reformas en el pleno de la Cámara de Diputados, en donde se ha pospuesto la discusión desde el jueves pasado.

“Se retrasó porque entiendo que el tema importante era el Presupuesto (para el 2018). No sé por qué no subió hoy (ayer martes), pero supongo que se traspapeló, y me están diciendo que va a subir el jueves, aunque tenemos todo el año (hasta el 15 de diciembre) para abordarlo porque entra en vigor hasta el 1 de enero”, añadió.

Candados

El Sistema de Alertas determina la clasificación del endeudamiento en tres niveles: sostenible (semáforo verde), en observación (amarillo) y elevado (rojo).

El Techo de Financiamiento para el próximo año queda así: en sostenible, la entidad podrá incurrir en un endeudamiento adicional máximo equivalente a 15% de sus ingresos de libre disposición; en observación, el límite será de 5%, y en elevado, sin adicional.