Quintana Roo, Baja California, Chihuahua, Hidalgo, Morelos y Oaxaca fueron los estados que sufrieron un recorte de su calificación crediticia durante el 2014, debido a la debilidad de sus finanzas públicas, de acuerdo con aregional.

De estos seis estados, Quintana Roo fue el más castigado por las agencias, al ser el único que recibió dos ajustes a la baja por parte de Fitch Ratings y HR Ratings, originado por un elevado nivel de endeudamiento y apalancamiento.

Quintana Roo presentó recurrentes desequilibrios primarios, ocasionados por una baja dinámica en la recaudación de ingresos estatales, aunado a un alto crecimiento del gasto corriente y crecientes niveles de endeudamiento , destacó la consultoría.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la deuda quintanarroense ascendió a 18,480 millones de pesos a septiembre del 2014 (último dato disponible), lo que representó un aumento de 4% con respecto al 2013.

Sus pasivos apenas representan 3.8% de las obligaciones netas de estados y municipios; sin embargo, el problema es el tamaño con respecto a las participaciones y el Producto Interno Bruto (PIB) local.

Con respecto a las participaciones que recibe del gobierno federal (Ramo 28), su endeudamiento representó 249% a septiembre, el segundo nivel más alto a nivel interestatal, sólo después de Coahuila. Ahora bien, con respecto al PIB es de 70.4%, también el segundo nivel más elevado.

Arcas débiles

Baja California sufrió un revés de Moody’s, que recortó su calificación por grandes déficits, débil posición de liquidez y su creciente deuda.

Fitch evaluó a Chihuahua con una tendencia decreciente en los niveles de ahorro interno (flujo disponible para realizar inversión y pagar el servicio de la deuda). En tanto, Standard and Poor’s (S&P) bajó la nota crediticia de Hidalgo, por un elevado gasto operativo y un deterioro en su desempeño presupuestal.

Moody’s argumentó, por su parte, que Morelos tiene bajos niveles de liquidez y un aumento acelerado de deuda, mientras que HR Ratings afirmó que Oaxaca tiene limitada flexibilidad financiera y una tendencia creciente en su endeudamiento.

Es importante que estas (seis) entidades implementen a la brevedad planes de ajuste fiscal, que les ayuden a controlar sus gastos operacionales y mejorar su posición de liquidez financiera .

Asimismo, agregó en el documento Se deterioran calificaciones crediticias de seis estados , que es recomendable que incrementen su recaudación de ingresos propios mediante la actualización de sus padrones estatales o mediante la inclusión de nuevos tributos.

Actividad 2014

Durante el 2014, las cuatro agencias calificadoras de evaluación a los gobiernos estatales realizaron 120 acciones de evaluación, de las cuales 65 fueron ratificaciones; 27 cambios de perspectiva negativa; 16 alzas de calificación; siete bajas; cuatro asignaciones de evaluación y un retiro.

Calificación crediticia

fernando.franco@eleconomista.com.mx