Con déficits financieros  

Moody’s bajó las calificaciones del estado de Durango a “Ba2/A2.mx” (escala global/escala nacional) de “Ba1/A1.mx”, y cambió la perspectiva a Negativa de Estable. 

La calificadora informó que retirará las calificaciones de emisor y de deuda de la entidad debido a que no cuenta con información suficiente. 

La baja de las notas crediticias “refleja déficits financieros mayores a los registrados en años previos, situación que Moody’s considera continuará generando presión negativa en su liquidez y provocará que el estado necesite más deuda de corto plazo”, explicó la agencia a través de un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.  

Los déficits financieros del estado aumentaron a 6% de los ingresos totales en el 2018, de un déficit promedio de 1.9%, reportado en el periodo del 2014 al 2017. De acuerdo con la calificadora, el mayor déficit reportado por la entidad durante el año pasado se debió a la combinación de un crecimiento débil de los ingresos propios y a un incremento de 72% en el gasto de capital. 

Hidalgo, Prudencia fiscal  

La proyección de que la administración de Hidalgo mantendrá políticas fiscales prudentes, que derivarán en desempeños presupuestales positivos, un bajo nivel de endeudamiento y una posición de liquidez estable, fue el fundamento para que S&P Global Ratings confirmara la calificación de largo plazo en “mxA” del estado. La perspectiva se mantuvo Estable. 

“Sin embargo, los grandes desafíos del estado siguen siendo su acotada economía, que se traduce en una limitada flexibilidad presupuestal, así como deficiencias en sus procesos y estándares contables”, indicó la calificadora. 

Se espera que Hidalgo presente superávits operativos en torno a 8% de estos ingresos y balances después de gastos de inversión positivos cercanos a 5% del total de sus ingresos entre el 2019 y el 2021. 

La deuda podría representar 9% de los ingresos operativos en el 2021, con pagos de intereses menores a 1% de los mismos ingresos. A marzo del 2019, las obligaciones financieras sumaron 4,968 millones de pesos. 

Hidalgo se encuentra en el proceso de refinanciar su deuda de largo plazo, lo que la agencia estima que podría ahorrarle alrededor de 70 millones de pesos anuales durante los siguientes tres años. 

Mexicali, Baja California: Disminución de la deuda  

HR Ratings revisó al alza la calificación de “HR BB+” a “HR BBB” al municipio de Mexicali, Baja California. Además, mantuvo la perspectiva Positiva. 

“La revisión al alza de la calificación se debe, por una parte, al buen desempeño fiscal observado en los últimos ejercicios, lo cual se vio reflejado en la disminución del nivel de deuda neta del municipio, así como en sus Obligaciones Financieras sin Costo (OFsC)”, informó la agencia. 

Destacó que el desempeño fiscal observado en el 2018 se tradujo en un nivel menor de las principales métricas de endeudamiento al esperado.  

Asimismo, refirió que ya no considera como un factor de ajuste cualitativo negativo a la calidad crediticia de Mexicali la situación de impago presentada en la deuda de corto plazo del municipio en octubre del 2016, por lo que la calificación se ajusta de acuerdo con el nivel de endeudamiento de la demarcación. 

Mexicali reportó en el 2018 un superávit en el balance primario equivalente a 10.7% de los ingresos totales, mientras que HR Ratings esperaba un déficit por 1.5%, debido a la expectativa en el crecimiento del gasto en obra pública. 

 

Campeche, Campeche: Mejores balances 

Moody’s afirmó las calificaciones de emisor del municipio de Campeche, Campeche, en “B2/Ba2.mx” (escala global/escala nacional) y cambió la perspectiva a Estable de Negativa.  

“El cambio en la perspectiva a Estable de Negativa refleja la mejora del municipio en los balances financieros y operativos”, precisó la agencia. 

En el 2018, los balances financieros y operativos de Campeche aumentaron a 11.2% de los ingresos totales y 3.7% de los ingresos operativos, cifras que contrastan con el desempeño negativo registrado del 2014 al 2017, con promedios de -0.7% de los ingresos totales y -5.2% de los ingresos operativos, respectivamente.   

“La afirmación de las calificaciones de Campeche refleja la liquidez extremadamente ajustada, que continúa restringiendo la calificación. Históricamente, Campeche ha registrado una posición de liquidez extremadamente débil, con una razón de efectivo a pasivo circulante promedio de 0.08 veces”, añadió Moody´s.   

Como consecuencia, el municipio ha dependido del uso recurrente de deuda a corto plazo, por un monto promedio de 40.9 millones de pesos, equivalente a 3.2% de los ingresos operativos del 2018.   

Acapulco, Guerrero: Gasto total, a la baja

HR Ratings ratificó la calificación de “HR BB+” con perspectiva Estable al municipio de Acapulco, Guerrero. 

“La ratificación de la calificación se debe a la mejora observada en el desempeño presupuestal de la entidad, así como a la expectativa de que permanezcan superávits en el balance primario para los siguientes periodos”, precisó la calificadora. 

En lo anterior, destaca el crecimiento interanual de 16.9% en los Ingresos de Libre Disposición (ILD), así como una contracción de 9.1% en el gasto total, lo que en conjunto se vio reflejado en un superávit equivalente a 2.5% en el balance primario del 2018.  

HR Ratings espera que el balance primario se ubique en un superávit promedio de 1.0% para los próximos años, donde se considera que continúe estable el gasto por servicios personales, sumado al comportamiento creciente proyectado en los ILD.  

Asimismo, la deuda neta respecto ILD pasó de 28.5% en el 2017 a 25.3% en el 2018, y se estima en un nivel de 23.8% para el 2019.  

Cuautitlán Izcalli, Edomex: Solvencia económica  

HR Ratings ratificó la calificación de “HR BBB-” al municipio de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, y modificó la observación Negativa a perspectiva Estable. 

“La ratificación de la calificación y el cambio a perspectiva Estable obedece a la mejora observada en el desempeño del balance de la entidad, con lo cual el municipio tuvo la solvencia económica para liquidar los créditos quirografarios de corto plazo contratados un año anterior, así como mantener el nivel de obligaciones en un nivel por debajo de lo estimado”, indicó la agencia.  

Al cierre del 2018, la entidad generó un superávit en el balance financiero equivalente a 7.6% de los ingresos totales, lo que permitió al municipio no tomar financiamiento bancario adicional, mantener la métrica de deuda neta en un nivel de 15.1% y las Obligaciones Financieras sin Costo Netas en un nivel de 49.7% de los Ingresos de Libre Disposición. 

Texcoco, Edomex: Condiciones favorables

 Fitch Ratings afirmó la calificación de la calidad crediticia del municipio de Texcoco, Estado de México, en “BBB (mex)”. La perspectiva crediticia se mantiene Estable. 

“La ratificación de la calidad crediticia del municipio de Texcoco se fundamenta en sus fortalezas, como es la continuidad de un nivel de endeudamiento bajo, contratado en condiciones favorables al auspicio del programa del Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal, lo cual permite una sostenibilidad adecuada de la deuda”, precisó la agencia. 

Asimismo, la calificación incorpora una recaudación sobresaliente en comparación con la mediana del Grupo de Municipios Calificados por Fitch, una flexibilidad financiera moderada y en línea con sus pares de calificación, además de un perfil socioeconómico adecuado que se refleja en un nivel de marginación muy bajo.  

La calificadora considera que Texcoco presenta un nivel de endeudamiento bajo. A diciembre del 2018, el saldo de la deuda directa era de 135.3 millones de pesos, lo que representó 0.17 veces sus ingresos fiscales ordinarios y 1.43 veces el ahorro interno.

[email protected]