Zacatecas, Zac. En la recta final de su gobierno, el presidente Felipe Calderón inauguró cinco obras carreteras en esta entidad, entre ellas, el Periférico Bicentenario, que tuvo una inversión total de 672 millones de pesos.

El Mandatario consideró que el Periférico es una de las obras más importantes en la entidad, pero magnificó la carretera Zacatecas-Durango, en la cual se invirtieron 2,562 millones de pesos.

Aunque faltan por concluir 2.6 kilómetros de dicha vía, dijo que la obra ya está lista y va a reducir de 3.5 a 2.5 horas el camino entre ambos estados.

A finales de este mes se prevé que la obra esté completa y en funcionamiento, aclaró el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome.

Mientras que el gobernador de la entidad, Miguel Alonso, explicó que de los 2,562 millones de pesos invertidos, 1,261 fueron destinados en el lado zacatecano.

Calderón y Alonso también inauguraron las carreteras Villanueva-La Escondida y Jerez-Malpaso que, juntas, tuvieron una inversión de más de 1,000 millones de pesos.

En ese contexto, el Jefe del Ejecutivo federal pidió reconocer que este es el sexenio de la infraestructura, pues al término de su administración se habrán construido y modernizado 23,000 kilómetros de carreteras.

"Si se acabara mi sexenio con 23,000 kilómetros de carreteras construidas o reconstruidas, es más de lo que se hicieron en dos administraciones anteriores.

tania.rosas@eleconomista.mx