Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León, denunció que más de 3,000 afiliados temen que se sigan incrementando las extorsiones, cobro al transporte de carga y robos y se llegue a los niveles de violencia ocurridos entre 2010 y 2012 en la entidad, cuando la entidad fue presa de la narcoviolencia.

Nos preocupa el tema de seguridad, Caintra expresa una seria preocupación por la inseguridad, por ello hacemos un llamado a la coordinación de seguridad entre autoridades municipales, estatales y federales, ante el riesgo latente para los industriales, enfatizó Eduardo Garza T. Junco, presidente de Caintra Nuevo León.

Estuvimos con el Tesorero (Carlos Garza), nos externó que las finanzas del Estado están muy complicadas (...). Sin embargo, habrá que encontrar la manera de fortalecer (la seguridad), porque las denuncias (a Caintra) no dejan de llegar , afirmó Eduardo Garza, al término de una reunión del Consejo de este organismo con el secretario de Finanzas y Tesorería estatal.

Abundó, que entre las denuncias de pequeñas y medianas empresas (Pymes) del ramo industrial, hay quejas por extorsión y cobro de piso para el transporte de carga, aunque no se han recibido reportes de robo con violencia.

Violento pasado

En marzo de 2010, empresarios de Nuevo León hicieron una marcha en el Parque Fundidora, para decirle al gobierno de Rodrigo Medina, en algunos carteles: Estamos hasta la madre, justicia .

La violencia creció entre 2010 y 2012, había narcobloqueos por toda el área metropolitana, violencia, balaceras a diferentes horas, cobro de piso y robo de maquinaria de la construcción, violencia fuera de escuelas, secuestros, lo que impactó a todos los sectores económicos.

Coparmex Nuevo León, estimó que en 2010 se dejaron de crear 50,000 empleos.

Participación de la IP

Eduardo Garza T. Junco, refirió: pareciera que volvemos a ese punto, vamos para allá, hay gran inquietud de que vuelva a regresar (la violencia) en términos de lo ocurrido entre 2010 y 2012, tenemos miedo de volver a ese punto , consideró.

Por ello, el organismo urgió al gobierno estatal a que promueva una verdadera coordinación de seguridad con los municipios, ejército y policías.

La participación del empresariado local en la medición del delito y exigencia de resultados a autoridades fue contundente durante la crisis de violencia que azotó a la entidad.

En febrero de 2011, el Consejo Cívico de las Instituciones, junto con Coparmex, Caintra y Canaco Monterrey, iniciaron una serie de conferencias mensuales para comentar la evolución de la delincuencia y crearon el Semáforo del Delito, con indicadores que pudieran medir la criminalidad, en todos los municipios del área metropolitana.

En marzo de 2011, todos los indicadores estaban en semáforo rojo, por ejemplo se detectaron entonces 2 extorsiones, 644 robos a negocio y 1,678 robos a vehículos.

A marzo de 2016, el ahora llamado Semáforo Delictivo, presentó un aumento en el indicador de extorsiones con 49, 402 robos a negocio y 346 robos de autos.

lourdes.flores@eleconomista.mx