Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) estimó que este año cerrará el país con una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de -8.96%, con la consecuente pérdida de 1.1 millones de empleos, mientras por la relación cercana con Estados Unidos, Nuevo León podría enfrentar un desplome de -11.2% del PIB.

Para Caintra el panorama nacional es aún muy incierto y las expectativas están sujetas a cambios constantes, por lo que estos pronósticos pueden cambiar conforme la situación se modifique.

El escenario para Nuevo León no es alentador para los siguientes meses, principalmente para las pequeñas y medianas empresas (pymes), quienes son las más afectadas en esta pandemia, alertó el organismo.

“En Caintra Nuevo León hacemos un llamado a las autoridades en sus tres niveles para implementar acciones que faciliten el quehacer del sector empresarial y así proteger las fuentes de empleo de millones de mexicanos”, recalcó.

El organismo manifestó que los indicadores económicos de México que hacen referencia al periodo de la pandemia muestran una afectación histórica para el aparato productivo nacional. Por ejemplo, de marzo a mayo, en todo el país se han perdido más de 1 millón de empleos.

A su vez, las exportaciones al mes de mayo retrocedieron 56%, con esto, la actividad económica en general muestra una caída de 20% a través de la medición que se realiza con el Indicador Global de la Actividad Económica.

Bajo este panorama, Caintra realizó modificaciones a sus pronósticos para la economía nacional. En enero tenía un estimado de crecimiento para el PIB de 1.20%, en abril la estimación cayó a -4.30%, en mayo bajó a -8.60% y en julio llegó a -8.96 por ciento.

[email protected]