Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León se mostró preocupada por la reducción en la inversión privada, tanto en el porcentaje de los Certificados de la Tesorería (Cetes) en posesión de extranjeros, como en la Inversión Extranjera Directa (IED), debido a la desconfianza del empresariado en invertir por la falta de claridad de las nuevas reglas de la miscelánea fiscal.

El presidente de la Caintra Nuevo León, Adrián Sada Cueva, comentó en rueda de prensa que la tasa de crecimiento histórica de la inversión privada pasó de 2.7% en el segundo trimestre de 2017, a 0.9% en el mismo periodo de 2018 y ahora en el segundo trimestre de 2019 se redujo a -4.0% con respecto al mismo trimestre del año anterior.

Asimismo, el porcentaje de los Cetes, pasaron de 29.2% en el mes de septiembre de 2018 a 18.8% en el mismo mes de este año, de acuerdo a la información del Banco de México y la Secretaría de Economía.

Por su parte, la IED en su comparativo del primer semestre de cada año, disminuyó de 22,278 millones de dólares a 18,102 millones de dólares en los primeros seis meses de 2019.

“¿Qué afecta la confianza del inversionista? Tenemos una mayor actividad legislativa en este primer año con respecto a legislaturas pasadas en el Congreso de la Unión”, enfatizó el dirigente.

Esto representa 62% más de iniciativas presentadas por diputados y senadores en esta LXIV legislatura, con 1,650 iniciativas adicionales que evaluar.

Entre estas iniciativas que se están proponiendo, al organismo le preocupa que se catalogue como crimen organizado temas relacionados con la expedición de facturas apócrifas, porque pueden ocurrir omisiones o errores por parte de las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“La mayor preocupación es de las Pymes que no están informadas y se imaginan que van a terminar en la cárcel, por ello insistimos en que (queden listas) las reglas misceláneas para que den más certidumbre a la inversión”, aseguró Guillermo Dillon Montaña, director general del organismo.