El gasto federalizado creció 6.5% en los primeros cinco meses del año, en donde tan sólo las participaciones que reciben los estados y municipios crecieron en términos reales 4%, en comparación con el mismo periodo del 2010, informó la Secretaría de Hacienda.

Sin embargo, de enero a mayo las participaciones alcanzaron un monto de 208,836 millones de pesos, es decir, una diferencia de -3% respecto de lo programado.

En su reporte de las finanzas públicas y la deuda explicó que los mayores recursos fueron producto de una Recaudación Federal Participable superior.

Sin embargo, en una revisión que hizo la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales y Hacienda se encontró que las transferencias federales han sido menores a lo programado.

En las participaciones pagadas, respecto de las programadas, presentan diferencias en cada uno de los meses en términos porcentuales nominales y acumulados.

El análisis indica que las principales diferencias se encontraron en febrero y marzo, donde se presentaron cambios en el ciclo del comportamiento de la recaudación, especialmente en IVA e IESP.

En el informe se afirmó que la diferencia que se presenta de lo pagado respecto de lo programado registra una disminución de 3 por ciento. Pero que para el mes de mayo la diferencia fue positiva por la cantidad de 521 millones de pesos, es decir, una diferencia de 1 por ciento.

Sobre las diferencias presentadas en las participaciones pagadas respecto de las programadas en cada una de las entidades federativas, se indicó que para el mismo periodo las participaciones vinculadas a la Recaudación Federal Participable, si bien crecen en términos reales en 7% aunque presentan una disminución de 1.9% respecto del programa 2011, se observa que este comportamiento se está revirtiendo en abril y mayo. Finalmente se presentó el comportamiento por entidad federativa y se describió el esquema de compensación de los anticipos del Fondo General de Participaciones.

[email protected]