Puebla, Pue. Socios de la plataforma tecnológica Uber aseguraron que a cuatro meses de entrar en operaciones en Puebla ha caído 73% la cantidad de viajes que realizan, ya que pasaron de 15 a cuatro diarios, lo cual se refleja en sus ganancias.

Atribuyeron que ese problema obedece a la falta de promoción por parte de la empresa y a que no hay un límite en el número de unidades que pueden entrar a la plataforma.

Este crecimiento desmedido, aseguraron, hizo que pasaran de 400 unidades en septiembre pasado, cuando arrancó Uber en Puebla, a 1,500 que brindan el servicio en la actualidad, es decir, 275% más.

Uno de los inconformes, Ulises Hernández, refirió que el panorama que se les ofreció por la firma ha cambiado, situación que se reflejó desde diciembre cuando disminuyeron sus ganancias, ya que de septiembre a noviembre todavía llegaron a obtener 15,000 pesos al mes.

Ante ello, él y sus compañeros desaprobaron que se hayan bajado las tarifas 21% el lunes pasado, de lo cual se enteraron mediante un correo que envío Uber a sus usuarios de Puebla, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Tijuana.

Expuso que uno de los beneficios por ser socios, era que habría una promoción del servicio en redes sociales y en establecimientos, como son bares y restaurantes, sin embargo no se ha cumplido.

Compraron unidades nuevas

Aldo Vignola recordó que para participar en esta modalidad de transporte tuvieron que comprar unidades nuevas que cuestan entre 180,000 y 200,000 pesos –modelos Versa de Nissan, Vento de Volkswagen y otros de Toyota-, con el fin de acceder al seguro de la empresa, pues los de cinco años de antigüedad no entraban en la cobertura.

Consideró que la decisión de Uber de bajas las tarifas no fue correcta para los socios, ya que debían ser consultados porque son quienes dan el servicio, e incluso los viajes gratis –con un valor de 150 pesos- que ofrece la empresa a clientes nuevos, y que son costeados por ellos sin ninguna retribución.

Ejemplificó que de 100 pesos que cuesta un viaje, 25% es la comisión de la plataforma tecnológica, otro porcentaje similar para combustible; mientras que 50% restante se divide para el abono de la mensualidad y la ganancia neta, en caso de no tener un operador.

Ignacio Ramírez, acusó que el director de Uber Puebla, Ricardo Carvallo, no los ha querido recibir.

Por último, dijo que si continúa bajando la ganancia corren el riesgo de no poder cubrir las mensualidades de los vehículos con las agencias automotrices y que éstas recojan las unidades.

miguel.h[email protected]