Aproximadamente 1,000 millones de pesos es lo que dejaron de percibir empresas de la industria de la construcción en Querétaro, esto debido al complicado año que vivió el sector, informó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Abraham González Martell.

El 2012 fue un año de seis meses para los integrantes de la Cámara, debido al proceso electoral y al cambio en los gobiernos municipales, es por ello que no se alcanzó el crecimiento esperado , precisó.

Indicó que en el 2011 se alcanzó un crecimiento de 7%, mismo porcentaje que se esperaba este año, pero sólo se llegará a 4.5%.

Se dejaron de aplicar alrededor de 1,000 millones de pesos en diferentes obras y proyectos en el estado, lo que afectó la generación de empleos.

Esperamos que el 2013 sea bueno , dijo, al mencionar que el 4 de febrero deja su cargo en la Cámara; manifestó que a su sucesor le irá mejor que a él.

Tren ligero

Con relación al proyecto del tren ligero anunciado por Peña Nieto, sostuvo que iniciaría en el 2013, cuya presencia conectará la capital con el Distrito Federal.

El presidente de la Cmic expresó que, sin duda, traerá beneficio, en tanto que los constructores queretanos se tendrán que adherir a las grandes empresas, dado que no cuentan con la capacidad financiera para realizar obras de esa magnitud.