Puebla, Pue. Las cadenas de proveeduría poblana hacia otros estados, con riesgo de perderse en lo que resta del presente año si las industrias continúan en inactividad, lo cual pueden aprovechar otros, alertó el vicepresidente de sectores industriales de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Luis Espinosa Rueda.

Comentó que hay preocupación entre las empresas locales por la falta de estrategias públicas para hacer frente a la pandemia del Covid-19 a fin de aminorar los contagios, lo que ha derivado en cuatro meses de paros, tiempo en que las ventas también han caído entre 30 y 40 por ciento.

Espinosa Rueda indicó que la incertidumbre de no saber cuándo retomarán actividades es delicada, porque estados a los que proveen están demandando insumos y al estar parados algunos sectores industriales, están empezando a buscar en el resto del país.

Agregó que entre más tarde se dé la reapertura, el tiempo de recuperación será de seis meses a un año para las industrias poblanas, cuyas inversiones que tenían este año, han sido usadas para hacer frente a los paros en el pago de servicios, nómina y costos fijos.

Puntualizó que las industrias automotriz, química, farmacéutica, de detergentes y alimentos están laborando de manera normal por ser actividades esenciales, pero otras están sufriendo con los paros en cuanto al abastecimiento de insumos a empresas del resto del país, donde el semáforo epidemiológico está en color naranja y ha permitido la reactivación gradual.

“Si Querétaro abrió su sector industrial y tenía una proveeduría de Puebla, esta al pararse en algunos sectores, entonces la buscará en otros lados del país, lo que significará quedar fuera por un rato y eso costará recuperar”, apuntó Espinosa Rueda.

Con afectaciones 

Destacó que todas las empresas poblanas son proveedoras de otras en el país, por lo que todas aquellas que siguen en confinamiento tienen algún grado de afectación, citando a las de metalmecánica, artes gráficas, tecnologías de la información, consultoría, mármol, entre otras.

El también expresidente local de la Canacintra insistió que requieren estrategias certeras de los tres órdenes de gobierno para frenar los contagios y permita la reapertura pronta de empresas que requieren el flujo de capital.

Comentó que las industrias inactivas afiliadas a la cámara han conservado la plantilla laboral con reducción de salarios y en el caso de las que siguen trabajando tienen con menos horas a los empleados para evitar contagios en las instalaciones, donde se han aplicado medidas de sanidad.

No obstante, reconoció que la rotación del personal bajó con esta pandemia de manera considerable, debido a que las personas están cuidando sus empleos por la crisis económica en que está sumergido el país y que se refleja en la contracción de los mercados.

Añadió que no pueden seguir los paros, porque las autoridades tampoco han demostrado que las industrias representan un foco de riesgo en contagios, debido a que serían los primeros en hacer cumplir las medidas sanitarias al personal.

estados@eleconomista.mx