Salvo el voto de rechazo de la regidora de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el cabildo capitalino dio su visto bueno al Presupuesto de Egresos para el Ejercicio 2017, que ascenderá a 3,317 millones 386,442 pesos.

En comparación con lo ejercido en el 2016, (2,700 millones de pesos), el decreto de presupuesto del municipio incrementará 21%, equivalente a más de 500 millones de pesos. El secretario de Finanzas, Rubén Álvarez Lacuma, dijo que 86% del presupuesto será destinado al gasto social y 14% al gasto administrativo.

La inversión pública productiva, lo que mayormente se va a gastar, tendrá 958 millones de pesos, los rubros de servicios públicos y seguridad pública, este último incrementa 37% , precisó.

Para el próximo año el ayuntamiento tendrá 2,114 millones 24,480 pesos de recurso directo; 492 millones 544,301 pesos correspondientes del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los municipios, 87 millones 7,653 pesos destinados al Fondo de Infraestructura Social Municipal y 623 millones 354,000 pesos de participaciones.

Con este presupuesto, indicó, se tendrá un ahorro de 165 millones de pesos, por concepto de la recolección de basura, recurso que es destinado a la inversión pública productiva.

Álvarez Lacuma reconoció que si bien existe un entorno de incertidumbre a nivel económico, el municipio de Querétaro ha sido responsable para recortar gastos suntuosos y mantener una economía estable.

En la sesión de este martes, la regidora de Morena, Nadia Edith Alcántara Lagunas, quien votó en contra del decreto de presupuesto, argumentó que no había un adecuado desglose del documento, situación que no abona a la transparencia y al adecuado manejo de los recursos públicos.

El regidor panista, Felipe Macías, resaltó la inversión realizada en seguridad pública, donde el gobierno municipal tendrá 570 millones de pesos; mientras el regidor priista, Francisco Xavier Alcocer, reconoció el esfuerzo por disminuir el gasto administrativo hasta en 133 millones de pesos.

Otras reducciones aprobadas, según Enrique Correa, fueron de 25% en el consumo de alumbrado público, 6% en servicios básicos, 24% en servicios oficiales, 54% en papelería, 24% en gasto corriente y otros.