Cancún, QR. La alcaldesa, Mara Lezama Espinoza, logró que el cabildo de Benito Juárez (Cancún) aprobara por mayoría de votos el refinanciamiento y reestructuración de la deuda pública municipal, que asciende a 1,129.1 millones de pesos.

La aprobación da facultades al gobierno municipal para buscar las mejores condiciones de mercado que le permitan bajar los intereses y lograr una proyección de ahorros de 130 millones de pesos.

Durante la sesión, se explicó que la reestructura implicará extender entre tres y ocho años el periodo de pago de los tres créditos contratados con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos en administraciones anteriores, cuyos montos originales ascendían a 391.9 millones de pesos, 779.8 millones y 227 millones.

El reporte financiero del ayuntamiento de Benito Juárez, que abarca de enero a septiembre del 2018, da cuenta de que el saldo actualizado de esos tres créditos es de 325.1 millones, 660.4 millones y 143.6 millones de pesos, respectivamente, lo cual arroja una deuda actual de 1,129.1 millones de pesos.

El monto de los intereses pagados entre enero y septiembre del 2018 asciende a 84.6 millones de pesos, mientras que la amortización de la deuda durante el mismo periodo de referencia es de 36 millones de pesos.

El refinanciamiento aprobado por el cabildo de Benito Juárez es por 1,129.1 millones de pesos, más los gastos derivados de la contratación, garantías y fondos de reserva, según explicó al término de la sesión la propia alcaldesa.

Aunque en el gobierno de su antecesor, Remberto Estrada, no se incrementó la deuda bancaria del ayuntamiento, las tasas a las que están contratados los empréstitos siguen siendo muy altos e implican erogaciones muy elevadas para el municipio, que siguen dando poco margen de maniobra en términos financieros, explicó Lezama Espinoza.

Costo

En entrevista con El Economista, la regidora, Niurka Sáliva, quien también compitió por la presidencia municipal en las pasadas elecciones por el Partido Encuentro Social, dio a conocer que la empresa que actualmente asesora al ayuntamiento para llevar a cabo el refinanciamiento y reestructura de la deuda tendrá un costo a las finanzas municipales de 20 millones de pesos.

Aseguró que ese gasto se podría ahorrar si todo el proceso quedara en manos de la Tesorería municipal “y no en una empresa externa como se decidió en esta ocasión sin consultar al cabildo”.

Nota crediticia

El más reciente reporte sobre la calidad crediticia del municipio de Benito Juárez emitido por Fitch Ratings en junio de este año ratificó la calificación en “A-(mex)”, con perspectiva Estable.

La agencia consideró que Cancún presenta un factor de deuda y liquidez clasificado como neutral con tendencia Estable.

En deuda, las últimas administraciones municipales mantuvieron una política de endeudamiento prudencial, lo que permitió que el nivel de endeudamiento pasara en el periodo de análisis (2013 al 2017) de un rango moderado a uno que la calificadora considera bajo.

Sin embargo, la agencia consigna el hecho de que si bien Benito Juárez no ha contratado deuda bancaria adicional, sí ha adquirido obligaciones plurianuales, como la adquisición de vehículos para patrullas bajo un esquema de arrendamiento puro y la renovación de luminarias mediante la concesión del servicio de alumbrado público.

“Ambos esquemas tendrán efectos en el desempeño financiero del municipio”, refirió Fitch.

[email protected]