Puebla, Pue. Las confederaciones de Trabajadores de México (CTM) y la Regional Obrero Mexicana (CROM) en la entidad coincidieron en prever utilidades de entre 1,000 y 3,000 pesos para cada uno de sus afiliados, siendo en 2011 que siete de cada diez recibieron este estímulo por parte de las empresas.

El pago de estos estímulos se debe hacer antes del 30 de mayo de 2012, en el caso de que los empleadores sean personas morales, y para los patrones que sean personas físicas tienen que cumplir antes del 30 de junio.

Entrevistados por separado, el dirigente de la CTM, Leobardo Soto Martínez, confía en que las 500 empresas con las que tienen relación paguen a los 60,000 trabajadores adheridos, cuyas utilidades el año pasado se redujeron hasta 50% y que igual se espera algo similar en esta ocasión.

Refiere que desde hace diez años este reparto de estímulos es cada vez más difícil de cumplir por las empresas, ya que las ganancias de éstas no han sido significativas y que cubren como pueden.

Explica que las utilidades no pueden superar un acumulado de 18 sueldos que percibe cada trabajador, montos que se calculan dependiendo del rubro que tenga cada empresa y que el 50% se distribuye en función a los días reales laborados por cada uno y la otra parte está en función del monto de remuneración de cada empleado.

Comenta que en algunos casos si bien hay un plazo determinado para darse los estímulos, también hay la flexibilidad de los sindicatos en cada empresa para llegar a un acuerdo para cubrirse en dos partes, para evitar las sanciones.

Por su parte, el líder de la CROM, Leonardo Contreras Cisneros, que representa a 25,000 obreros, refiere que en 2011 algunos recibieron entre 3,000 y 8,000 pesos, principalmente los del sector autopartes quienes son por lo regular los mejores pagados .

Destaca que el año pasado sólo una empresa de las 250 afiliadas a la su organización, no presentó su carátula fiscal dentro de los que tiempos que marca la ley del sector de autopartes.

Asimismo, dijo que de cada diez empresas en una no existe la costumbre de pagar utilidades a sus trabajadores por lo que siempre se solicita que éstas entreguen bonos de 1,000 pesos para compensar la falta de este pago, pero que depende de cada patrón hasta que nivel lo otorga.