Monterrey, NL. La Comisión Reguladora de Energía (CRE) informó que en las subastas de energía limpia la inversión para los próximos tres a cinco años ronda los 8,969 millones de dólares, con un incremento en la capacidad de generación actual de 7.6 gigawatts y la creación de 68 nuevas centrales de energía en los estados.

“En las subastas de energía limpia, la gran sorpresa fue la solar y eólica, cuyos precios ofertados fueron los más bajos a nivel mundial; ha sido un gran éxito que se ha replicado en la segunda y tercera subastas”, indicó Guillermo Zúñiga Martínez, comisionado de la CRE.

Más de 40 empresas de 10 países están desarrollando 68 nuevas centrales de generación de energía renovable, que beneficiará a 23 entidades federativas, destacó.

Aunque existen muchos esquemas de generación eléctrica, “de nada sirven si no tienes la guía de transporte para llevarlas a los puntos de consumo”, aclaró.

Por ejemplo, en Baja California y Baja California Sur se están efectuando procesos de licitación para tener nuevas líneas eléctricas. El inconveniente es que se consideran como una “isla eléctrica”, porque no están conectadas al sistema eléctrico nacional, y “a pesar de tener mucho potencial solar no pueden meter más líneas eléctricas debido a que la red no tiene capacidad”, indicó el comisionado.

No obstante, hay una licitación de un contrato de transporte de energía para reforzar la Red Nacional de Transmisión, llamada SIN-Baja California (Sistema Interconectado Nacional) , que tendrá una inversión estimada en 1,000 millones de dólares.

Otro proyecto es el SIN-Baja California Sur, con una inversión estimada de 1,000 millones de dólares, que entrará en operación en abril del 2022.

Asimismo, hay una licitación en proceso para transporte de energía en el Istmo de Tehuantepec-Valle de México, la inyección de recursos se calcula en 1,200 millones de dólares y tendrá una extensión de 1,200 kilómetros, según datos de la CRE.

Dependencia

A su vez, el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas) busca reducir la dependencia de las importaciones de gas natural para llegar a precios competitivos, como lo ha hecho Nuevo León, indicó su director, David Madero Suárez.

Ejemplificó que al Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas) entra el ducto de los Ramones, que “viene de la frontera de Tamaulipas, llega a los Ramones, Nuevo León y luego baja a Apaseo el Alto, Guanajuato”.

También entrarán a Sistrangas proyectos como el que se está construyendo en Puente Colombia, y el de Camargo, Tamaulipas, que conecta con los Ramones; es un punto de interconexión de 2,000 millones de pies cúbicos diarios.

El director de Cenagas comentó que hay un gasoducto marino que está en construcción, el cual viene del sur de Texas por el Golfo de México y llegará a Tuxpan, Veracruz, que será fundamental para el abasto de gas natural, porque incorporará al sistema 2,600 millones de pies cúbicos diarios.

En tanto, el presidente del Clúster Energético de Nuevo León, César Cadena Cadena, refirió que al sector le preocupa la dependencia de las importaciones de gas natural de Estados Unidos, porque se están pagando 12 dólares por millón de BTU, en lugar de 3.50 dólares.

En gas natural, dijo, de 60% que se está importando, 22% lo suministra el gas natural líquido.

Hay cuatro o cinco proyectos de ductos en el centro y el norte del país que están parados, incluso a uno de ellos en Sonora le falta un kilómetro para concluir, por ello, propuso que continúe la construcción de ductos.

Zúñiga Martínez aseveró que la revisión tarifaria les compete, pero se deben tomar en cuenta aspectos como la escasez de gas natural que se deriva de una alta demanda.

[email protected]