Con una marcha que partió de los cuatro puntos cardinales de esta ciudad, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron hoy un paro indefinido de labores, para exigir cumplimiento de diversas demandas.

Los profesores analizan, además, instalar un campamento afuera del Palacio de Gobierno, como una medida adicional de protesta y presión, para el cumplimiento de sus peticiones, entre ellas, aumento salarial.

Hasta el momento, las autoridades educativas del estado no han dado a conocer el impacto del paro magisterial en las escuelas, sin embargo, a decir de los maestros de la CNTE, serían alrededor de un millón de estudiantes los que estarían sin clases a partir de este día.

La marcha colapsó el tránsito vehicular en la capital michoacana, luego de que las principales avenidas fueron bloqueadas por el paso de los contingentes.

En total y de acuerdo a datos preliminares, fueron unos cinco mil los profesores de todo el estado los que participaron en la manifestación.

El secretario general de la Sección 18 de la CNTE, Jorge Cázares Torres, afirmó que se prevé que en Michoacán se dé un escenario similar al que se registra en Oaxaca, ante la negativa de las autoridades a otorgar incrementos salariales por arriba del 4.7 por ciento.

DOCH