La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenaron el uso excesivo de la fuerza por elementos de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato contra una manifestación pacífica de familiares de personas desaparecidas en la que se dieron agresiones físicas contra quienes participaban y cinco personas fueron detenidas, incluyendo personal de la CNDH.

Por ello, la CNDH y la ONU llamaron a una investigación pronta y eficaz por la autoridad competente y se sancione a los responsables de estos hechos. Asimismo, se debe brinda de manera inmediata la atención de salud que requieran las personas lesionadas.

En tanto que la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato abrió un expediente e inició una investigación por los hechos registrados la mañana del viernes en la glorieta Santa Fe de la ciudad de Guanajuato tras una manifestación y la intervención de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado.

La ONU-DH recordó que el día de la agresión, los Visitadores Adjuntos documentaron que se presentó un numeroso grupo de elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, quienes de forma desproporcionada, sin mediar la aplicación de protocolo alguno y negándose de manera absoluta al diálogo con los manifestantes, premisa indispensable en cualquier sistema democrático, procedieron a la detención de cuatro víctimas indirectas de casos de desaparición que se encontraban en la manifestación y del propio Visitador Adjunto de la CNDH Jorge Rubio Salgado, agrediendo físicamente a las personas ahí se encontraban y lesionando a algunas de ellas.

“La CNDH y la ONU-DH reiteran la obligación, en línea con los estándares internacionales de derechos humanos, de todas las autoridades de garantizar que los organismos públicos de derechos humanos puedan llevar a cabo su mandato con plenas garantías de seguridad”, expresaron en un comunicado.

Finalmente, ambos organismos expresan su solidaridad con las víctimas de desapariciones y particularmente con las personas que fueron agredidas o detenidas arbitrariamente.