La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de la Ciudad de México aseguró que las expectativas para el 2020 en materia de desarrollo inmobiliario, así como de obras pública y privada son positivas.

En entrevista con El Economista, el presidente de la CMIC, Armando Díaz Infante Chapa, recordó que en este 2019 la industria de la construcción en la urbe enfrentó una parálisis, debido a que se reconfiguraron las reglas de operación y se revisaron proyectos inmobiliarios; sin embargo, acotó que también se establecieron nuevos mecanismos jurídicos.

“Tuvimos un año de retos, de nuevas reglas, coincido en que en la Ciudad de México se hayan revisado los proyectos (...) El 2019 fue un año de poner reglas que afectó la realización de nuevos proyectos (...) Tenemos esperanza de que en el 2020 haya certeza”, dijo.

En ese sentido, destacó que en este año tanto el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo, como el Congreso local ayudaron a legislar y aprobar la Ley de Planeación, la cual tiene como fin marcar los lineamientos de desarrollo urbano y que darán mayor certidumbre al sector de la construcción; igual, definirá las reglas de operación para la creación y funcionamiento del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva.

“Después de que el pasado 11 de diciembre se aprobó la Ley de Planeación —y que dará origen a la creación del Instituto de Planeación—, aumentó la certidumbre y la confianza para el sector (...) El Instituto de Planeación termina de ligar este último eslabón para establecer reglas claras, con esto el siguiente año se ve prometedor”, acotó. 

Corredores

El presidente de CMIC destacó que los beneficiará el proyecto de los 12 corredores inmobiliarios, el cual pertenece al Programa de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente; incluso propuso que el proyecto se amplíe y así se incluya a más zonas de la capital. 

“Coincido en que en la Ciudad de México se hagan los 12 corredores inmobiliarios (...) La ciudad necesita proyectos y desarrollos con una mayor densidad, se necesita crear más vivienda accesible, hay que hacer más de 12 corredores, quisiéramos que se pudieran desarrollar en más áreas de la ciudad (...) Que se amplíen a más colonias (...) Hay que explorar cómo desarrollar viviendas de interés social dentro de las alcaldías”, refirió.

El empresario manifestó que además de estar al pendiente del desarrollo de la Ley de Planeación, también se han estado preparando para poder participar en el instituto y así proponer el desarrollo de más proyectos.

“Nos hemos estado preparando para participar en la creación del Instituto de Planeación (...) Sí tenemos grandes expectativas, la creación de este organismo definirá cómo será la ciudad en los siguientes años”, expuso. 

Infante Chapa explicó que otro factor que hacer ver de manera positiva al 2020 es la Ventanilla Única de Construcción —cuyo proceso de desarrollo aún no finaliza—, así como los avances en materia de digitalización. 

“La mayor esperanza que tenemos para el 2020 es que estos procesos de digitalización acortarán los tiempos, se podrán optimizar”, refirió. 

El presidente de la CMIC Ciudad de México reconoció que en el 2019 se invirtió en obra pública, destacando los recursos presupuestales que se le dieron a la Secretaría de Obras y al Sistema de Aguas; sin embargo, prevé que para el 2020 la participación de la industria privada en el desarrollo de proyectos de infraestructura pública sea mayor, ya que en este año no se dio tanto. 

“En el 2019 se dieron más de 30,000 millones en inversión para infraestructura pública, hemos platicado con el gobierno para que en el 2020 se puedan desarrollar más proyectos de inversión pública-privada, ya comenzaron a resolverse las cuestiones relacionadas con el uso de suelo para tener manifestaciones de construcción y poder empezar a hacer nuevos proyectos”, comentó.

[email protected]