Guadalajara, Jal. Para evitar la pérdida de empleos que se prevé a consecuencia de la pandemia por Covid-19, la delegación Jalisco de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) pidió al gobierno estatal que no vaya a detener la inversión en obra pública e infraestructura.

Por el contrario, el sector propone adelantar presupuestos para proyectos en los que puedan participar las micro y pequeñas empresas (mipymes) que, se prevé, resultarán más afectadas por la contingencia sanitaria.

“Le pedimos al gobierno del estado que se apoye en la industria de la construcción para sostener y reactivar la economía, continuando e incluso incrementando las inversiones en infraestructura y obra pública, porque precisamente nuestro sector es uno de los que más generan empleos a través de sus micro y pequeñas empresas”, afirmó el presidente estatal de CMIC, Carlos del Río Madrigal.

Solicitó al gobierno estatal considerar a la industria de la construcción dentro del programa especial de apoyo para las mipymes que dará a conocer este viernes, para evitar que el paro de actividades provocado por la crisis sanitaria vaya a repercutir en un “pérdida masiva de empleos”, ya que, dijo, la construcción activa a más de 176 ramas de la actividad económica.

Del Río Madrigal propuso a los gobiernos estatal y municipales, medidas de apoyo concretas para evitar despido de trabajadores en el sector.

“Desde el tema del Impuesto sobre Nómina, pago de anticipos para que las empresas no deban despedir personal, esquemas de financiamiento, cancelar los impuestos locales que sea viable posponer de forma temporal, que los municipios puedan ampliar los plazos de pagos de predial y licencias sin sanciones ni multas, entre otras”, detalló.

Los constructores de Jalisco pidieron, asimismo, al gobierno estatal, que considere el pago de todos los trabajos ejecutados, antes de que vaya a ordenarse un posible cierre de ventanillas y que instale una mesa de trabajo y seguimiento entre autoridades e IP del ramo.

estados@eleconomista.mx