Puebla, Pue. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) poblana presentará a los candidatos a gobernador un banco de 1,000 proyectos que se han integrado en seis años, los cuales servirán para consolidar la obra pública en las siete regiones del estado.

El presidente del organismo, José Antonio Hernández González, dijo que se trata de proyectos viables, entre los cuales contemplan puentes y carreteras que incrementen la infraestructura para una mejor movilidad y contribuyan a las actividades logísticas del estado.

Comentó que a partir de la próxima semana tendrán encuentros con al menos cuatro de los cinco candidatos, a quienes también plantearán que se cree el consejo estatal de infraestructura para la toma de decisiones en el ejercicio del presupuesto y se garantice la transparencia en las licitaciones.

Sostuvo que todos los proyectos son realizables, pero dependerá de la voluntad de la siguiente administración, “por ello tenemos que aprovechar estos encuentros para escuchar sus propuestas, pero a la vez entregarles este banco de obras”.

También, dijo, se incluyen proyectos de tipo hospitalario, hidráulicos y de otros modelos de infraestructura para generar el desarrollo de la entidad.

Respecto al monto del costo de la carpeta, el dirigente de los constructores comentó que los montos de inversión son variados, por ello se reservó citar una cantidad, aunque tienen estudios técnicos que avalan su viabilidad.

La primera reunión la sostendrán con la panista Martha Erika Alonso Hidalgo, a quien tenían programado verla el 2 de mayo, pero se pospuso para la siguiente semana, por lo que se reprogramaron las demás con otros candidatos.

El presidente de CMIC insistió que tienen cabida los proyectos en el Plan Estatal de Desarrollo que vaya a elaborar el ganador de la contienda el próximo 1 de julio.

Añadió que con estas propuestas se generará actividad de la industria local en el próximo sexenio.

ejecución

Asimismo, puntualizó que las empresas no quieren ser subcontratistas sino ejecutoras de los proyectos, porque tienen la capacidad técnica y financiera, “aunque el presentar ese banco de proyectos no significa que sean adjudicaciones directas, pero sí que las licitaciones sean transparentes”.

Consideró que un gobierno entrante no puede perder tiempo en armar un paquete de obras en su primer año, por ello los constructores buscan ser facilitadores de ese trabajo, al cual se requeriría  añadir las partidas presupuestales, así como hacer los ajustes que se desprendan del proyecto ejecutivo.

Si se realizaran 25% de las obras presentadas, los socios se darían por satisfechos, “porque entendemos que el gobernador entrante dará prioridad a sus proyectos de acuerdo a los análisis que hacen en infraestructura de cada región”, refirió.

Insistió en que en el interior del estado se requiere dar mantenimiento a la red de carretera estatal, sobre todo la que más usan las empresas para el traslado de mercancías.

estados@eleconomista.mx