Cancún, QR. En la Zona Maya de Quintana Roo, municipio de Felipe Carrillo Puerto, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) manifestó su inconformidad ante los procesos de asignación de obras, ya que aseguran que están desplazando a las empresas locales para favorecer a empresas de otros estados, particularmente de Puebla.  

 “Al realizarse de manera poco transparente la asignación de obra,  se genera desconfianza en las acciones de las autoridades”, expresó  Diego Cortés Arzola, presidente del organismo en Quintana Roo, quien aseguró que “estamos ante un caso ventilado entre la opinión pública y no desmentido por las autoridades municipales que sólo abona a la desconfianza".  

 “Es imperativo que se aclare en qué condiciones y cuáles fueron las razones por las que se asignó de manera directa un contrato a una empresa poblana para realizar obras que, sin duda, puede ser ejecutada por cualquiera de las empresas afiliadas a la CMIC Quintana Roo”, dijo.  

 Cortés Arzola agregó que se refiere en específico al contrato OP-FCP-FISMDF-19-LP-26/2019 para realizar obras denominadas “Construcción de techo firme de lámina metálica”, en las comunidades mayas de Señor, José Pino Suárez, Tixcacal Guardia, San Antonio Nuevo y San Antonio II, por la cantidad de 4.1 millones de pesos, sin especificar cuántas láminas serán colocadas, cuántas casas beneficiadas y el grosor de las láminas. 

 De acuerdo al contrato, se le adjudicó la obra Víctor Hugo Hernández Martínez, persona física con actividad empresarial con domicilio fiscal en el estado de Puebla de los Ángeles, quien en realidad se dedica a otro giro de negocios y no a la construcción. 

 El empresario constructor consideró necesario que el presidente municipal, José Esquivel Vargas, conforme a sus compromisos de honestidad y transparencia aclare “esta situación anómala, de la cual probablemente no esté enterado”. 

 En Quintana Roo, dijo, la CMIC cuenta con afiliados que pueden desarrollar sin ningún problema obras civiles de gran envergadura. “Tan sólo por solidaridad ante las circunstancias extraordinarias que pasamos, las obras de los municipios que pueden asignarse directamente conforme a la ley, tienen que ser entregadas a constructoras locales”.  

 El dirigente empresarial consideró que esto no puede seguir sucediendo, mucho menos ante la víspera de la construcción del Tren Maya en Quintana Roo, obra para la cual se han estado conformando consorcios de empresas locales para que puedan ser tomadas en cuenta en la recontratación de obra que muy seguramente tendrán que hacer las grandes firmas que han ganado las licitaciones para los distintos tramos de la vía férrea.  

 Recordó que tan sólo el mes pasado el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) inició el contacto con empresas afiliadas a la CMIC en Chetumal para exponer las oportunidades que se abrirán con la construcción de los tramos 6 y 7 del Tren Maya, que correrá a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional. 

 Al tratarse de obras que se asignarán directamente al Ejército Nacional, se está pugnando desde ahora para que se beneficie mayoritariamente a empresas o consorcios agrupados localmente, conforme al objetivo planteado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, explicó Cortés Arzola.

 "No queremos que se sigan desplazando a las empresas locales como ha venido sucediendo a nivel local y estatal”, dijo.  

estados@eleconomista.mx